Salta

Malestar en los cuidacoches del Martearena: culpan a Juventud Antoniana

Sucedió en el encuentro entre el Santo y Crucero del Norte, donde quienes habitualmente cobran estacionamiento en adyacencias del estadio no habrían podido hacerlo
sábado, 09 de febrero de 2019 · 12:41

SALTA (Redacción) – Una nueva polémica se generó en torno al estacionamiento en cercanías del estadio Padre Ernesto Martearena, por la situación de los cuidacoches. En el partido que disputaron Juventud Antoniana y Crucero del Norte, hubo malestar en los habituales permisionarios, porque no habrían podido ingresar al lugar y culpan al club. Raúl Lezcano, uno de los cuidadores, dijo que no les avisaron de la medida y que el “club se hace cargo”.

Otro problema salpica a Juventud Antoniana por el estacionamiento en cercanías al estadio Padre Ernesto Martearena, teniendo en cuenta que los cuidacoches que generalmente trabajaban en el lugar, habrían sido desplazados. En la previa del encuentro, El Intra tomó conocimiento de la situación, ya que el grupo de permisionarios manifestó su malestar y se encontraban en el acceso a la avenida Juan Pablo II. “Lo pasa es que ahora agarró el club, ellos cuidan los autos, así que bueno”, comentó Raúl Lezcano, uno de los cuidadores de vehículos.

Además, el permisionario explicó que nadie les informó sobre las nuevas decisiones y que ellos trabajan ahí “desde que se inauguró el estadio”. “Ellos dicen que tiene autorización de la Policía, porque ellos dicen que andan mal económicamente y se agarran de ahí”, aseguró Lezcano, quien se mostró ofuscado por la situación, porque además, sostuvo que los clubes deberían cobrar el estacionamiento que está dentro del estadio y no afuera del mismo.

En ese sentido, el cuidador de automóviles, continuó con sus críticas: “No nos han dado una respuesta nunca. Que nos diga bueno, usted trabaja para nosotros, no, ellos nos cortaron el paso y listo, ustedes afuera”. Asimismo, indicó que al no poder trabajar en el lugar, significa una pérdida de dinero grande para su familia. “Nosotros tenemos que mantener la familia con esto”, agregó Lezcano.

Finalmente, el permisionario explicó que ellos lo que hacen es cuidar los vehículos mientras dura el partido, pero que el personal del club no lo hace, porque cobran y después entran a la cancha. “Ya hemos hablando con los del club y ellos nos dicen que le corresponde a ellos hacerlo. A ellos no les importamos nosotros, a ellos no les interesa y esto viene desde el año pasado”, cerró el cuidacoches.