IMPERDIBLE

Dicen por ahí: periodistas con tarifas, cinco minutos de fama, Villada y un chef polémico

El saber popular suele decir: “Cuando el río suena… agua lleva”. Entérese de algunos rumores y no tanto
lunes, 04 de febrero de 2019 · 12:46

Espíritu de equipo

El secretario de Gobierno Municipal, Ricardo Villada, habitualmente no hace el intento de disimular sus malestares ni sus peleas intestinas con sus compañeros del equipo de Sáenz. En esta oportunidad el Juez de Faltas, del escándalo por un funcionario en estado de ebriedad que se animó a zafar públicamente con la implementación de un nuevo protocolo de tránsito como para calmar las aguas de la indignación por el favorcito a su excompañero de trabajo en el Grand Bourg. López Mirau arremetió con un supuesto nuevo protocolo que se convirtió en humo al momento en que el secretario de Gobierno debía respaldarlo. "Son opiniones de él "(por López Mirau), admitió el funcionario a un grupo de periodistas desentendiéndose de la estrategia de salvataje de su compañero municipal. "Sí sabía, pero porque él me lo comentó al pasar" se distanció, con lo que quedó muy en claro que no se trata ni de una acción concreta en materia de tránsito ni un plan municipal, sino apenas de un cliché de López Mirau para salir del mal momento. ¡Qué amigo!. 

 

Mala suerte 

No hay nada como ver la patria prensera en armonía. El pasado viernes el periodista Gustavo Fantozzi se hallaba departiendo alegremente con su vástago en una confitería del centro de la ciudad y disfrutando de alguna cebada fermentada en botella. Resultó que durante la madrugada Fanttossi Junior se llevó puesto un chevy, perteneciente a un grupo de chicas que realizaban pegatinas.  Mientras las jóvenes colocaban afiches, el chango con síntomas visibles de estado de ebriedad le pifió al cordón e impactó con el vehículo. Muy amablemente, aunque sin poder hacer el cuatro y escupiendo mientras hablaba, se comprometió a hacerse cargo de los daños y abonar lo que sea suplicándoles que no avisen a nadie.¡Shhhh!

 

El ojo ajeno 

Fue muy criticado el periodista y bombero voluntario Pablo Martearena por difundir que el grupo empresarial al que pertenece no realizaría coberturas de conferencias de prensa de manera gratuita. En su mensaje en los grupos de Whatsapp, Martearena puso el precio de 2 mil pesos a la eventualidad de su presencia periodística en convocatorias que no sean oficiales, por supuesto, sin especificar qué pasaría con los temas considerados de interés público por el que se llame a conferencia de prensa, como testimonios de abuso particulares por excuras, por ejemplo. No queda claro, en ese caso, si le correspondería a la víctima o a algún allegado abonarle a Martearena y su combo la suma solicitada para hacer pública su situación. Hecha la salvedad que ni Canal 11 como el medio de mayor cobertura en la provincia realiza este tipo de condicionantes, para la generación de sus noticias Martearena deberá tomar de su propia medicina: él sí convoca a conferencias de prensa como parte de sus servicios informativos, con lo cual la patria movilera debería pasarle sus honorarios por cubrir, por ejemplo, las declaraciones para nada importantes del intendente de Vaqueros, Daniel Moreno en su pelea con el gremio. Costoso le va a salir al MDV Contenidos y Grupo Nox la falta de solidaridad y la falta de criterio.Por último, ¿cobrará Martearena para la difusión de su "festival" en el que premia a los periodistas amigos cada año?

 

Autoconvocados versus Gremio 

Gran revuelo se armó por la detención de una supuesta periodista que durante una redada policial en un festejo futbolero gritaba su pertenencia a ese oficio tan devaluado. Sin credencial habilitante, micrófono, cámara o nada formal que amerite que se encontraba efectivamente haciendo una cobertura periodística, salvo su propio celular como el resto de los mortales que portan uno, la joven Natalia Fernández obtuvo su minuto de fama. Un grupo importante de empíricos se juntaron en la Sociedad Italiana para tomar acciones concretas contra la Policía de la Provincia, oportunidad en la que reapareció la titular del gremio de prensa, Alejandra Paredes, quien tiene por autoridad de la institución a su propio marido, de profesión folclorista. Ofuscada por la convocatoria sin su conocimiento e injerencia, Paredes sostuvo que se estaba duplicando la actividad que ella lleva adelante, ya, en su último mandato. Ahora se encuentran debatiendo si se llamarán APES como una extinta agrupación que operaba con algunos referentes periodísticos hace más de una década y que tiene deudas  fiscales y administrativas por todos esos años o si se pondrán otra denominación menos costosa. Instalada la grieta.  

 

Wally 

Los analistas digitales confirman que las redes sociales solo sirven como soporte en un plan de comunicaciones integral, aunque esto no parece ser del conocimiento del contador y hablador de radio Carlos Parodi.  A través de su fundación que imagina cosas sin estupefacientes, el candidato invierte fortunas en Instagram, Facebook, Twitter, Tik Tok, Roblox  y afiches en la vía pública a los fines de mejorar su nivel de conocimiento. El tema es que ya empezó a saturar cual Trivago, ya que, lógicamente, se lo puede ver hablando sobre deserción escolar antes de un tema de Abel Pintos, aunque también delante de los thrillers de la película épica Gladiador de Rusell Crowe. Se estima que en el transcurso de los meses se corporizará en recetas de Petrona C. de Gandulfo y en los episodios de Pepa Pig.    

 

It Boy 

Hay algunos outfits que no se promocionan en redes sociales ni blogs de moda, pero que merecen el comentario. En este caso nos remitimos a la ciudad de Tartagal en horas del mediodía, con un promedio de 40 grados reales y unos 45 grados de sensación térmica. El gobernador Juan Manuel Urtubey entregó casas el pasado martes con una escenografía uniforme de gente brillante por el sudor, con la presión baja y unos estilos pictóricos y marmolados debajo las axilas. En ese cuadro de la desdicha climática se destacaba el presidente de Aguas del Norte, Pino Paz Posse con unas botas de carpincho caña alta por encima del pantalón de jean. Entre los presentes surgió la inquietud de que se trataba de la resurrección de Chuck Norris que en lugar de estar listo para montar un caballo y jugar al polo, se prestaba a domar un mosquito jején.

 

Singular respuesta

Se ve que la capacitación en atención al público en el Centro Cívico Municipal no alcanzó a quienes atienden el teléfono en la subsecretaría de Cultura de ese organismo, o por lo menos a quien quedó encargado del adminículo en época de vacaciones. Lo cierto es que algún incauto tratando de comunicarse con alguien de gestión cultural o similar fue atendido por una voz que le respondió, de modo ofuscado, que no había nadie ahí para disipar esa duda. Acto seguido le preguntó por quién era el encargado del área, a lo que respondió: "Es Agustina Gallo pero está de vacaciones en Miami así que espere a que vuelva, acá no hay nadie". 

 

Final del acampe wichi para el olvido 

Durante algún tiempo estuvo instalado en la opinión pública el reclamo wichi de la plazoleta 4 Siglos. Las noticias coparon con la policía que no les permitió guarecerse en el Cabildo mientras llovía, la solidaridad de los salteños que llevaban meriendas, las colectas de indumentaria y calzado acompañadas por una dedicada cobertura de prensa. Luego de 2 meses, lógicamente, decayó la actitud, el aguante y el interés por la situación educacional de los originarios a punto tal que no asistió, absolutamente, nadie al festival de despedida, convocado para el viernes pasado en horas de la media tarde. El festival no pintaba, ya que no aparecía ni sonido ni escenario ni asistentes, lo cual terminó evidenciado por la sola presencia del cantante popular, Ricky Zarra que se trasladó desde Orán al vicio. Comprometidos por las causas populares, Zarra y sus músicos amansaron, cual los wichies, en la plazoleta 4 Siglos sin que no solo pareciera estructura alguna para llevar adelante un festival, sino ni siquiera los promotores periodísticos en su calidad de agitadores del acampe.  Lo cierto es que no se realizó festival alguno, no asistieron quienes convocaban a la velada y los originarios partieron solos, mientras Zarra comía una pizza en calle Florida antes de retornar a su localidad del norte. 

 

Fin Alimedario 

Si bien la publicidad oficial se refiere a cantidades (??) de chefs preparados, de personas capacitadas para preparar  comida saludable  y recetas  con elementos autóctonos, la realidad es que la feria saludable encargada al  chef privado de Urtubey resultó un fiasco desde sus orígenes. Resultó que el chefcito oficial Cabrera era bastante tímido para el esfuerzo, así que delegó coercitivamente a su exsocio, Ricardo Iacuzzi, con quien se encuentra peleado y distanciado por el hecho de llevar las ferias al interior de la provincia (salvo un par de locaciones de su particular agrado) y un constante tironeo entre el Ministerio de Primera Infancia, empleador de Cabrera y el Ministerio de Derechos Humanos, empleador de Iacuzzi.  Se borraron los Ministerios de Salud, Educación y Turismo por la informalidad del plan y el fracaso de las ferias al punto que terminó la pasada semana con 2 estands cualunques en la localidad de Orán, con la gente dependiente del ministerio de Edith Cruz.  Sin Cabrera, sin capacitaciones ni recetas los abnegados agentes del ministerio de la asistencia junto al chef disidente, Iacuzzi, cumplieron con la finalización del cronograma de ferias y el plan que nunca fue. ¿El chef de Urtubey, Juan Manuel Cabrera? Bien, gracias. 

Más de