San Lorenzo

Policías salvaron a un bebé

El pequeño se había ahogado con un pedazo de galleta. Rápidamente, los efectivos realizaron maniobras de primeros auxilios hasta estabilizarlo
miércoles, 09 de enero de 2019 · 13:53

SALTA (Redacción) – Dos bicipolicías le salvaron a la vida a un bebé de cinco meses en la localidad de San Lorenzo. Los uniformados circulaban en la zona de la la quebrada, a la altura del control de colectivos, cuando divisaron que la madre del pequeño reclamaba por ayuda, ya que el niño se estaba ahogando. Rápidamente, le brindaron primeros auxilios y, posteriormente, permanecieron junto a ellos hasta verificar que el menor estuviera estabilizado.

El episodio tuvo lugar ayer por la tarde. En ese momento, la mujer se encontraba en la vía pública con su bebé cuando, de repente, descubrió que el pequeño presentaba dificultades para respirar. Inmediatamente, la joven se percató que su hijo se estaba ahogando con un pedazo de galleta y, ante la vista de todas las personas que circulaban por ese sector de la ciudad, empezó a pedir ayuda desesperadamente.

Dos bicipolicías, pertenecientes a la Sección Protección Espacios Recreativos y Turísticos de la Municipalidad de San Lorenzo, estaban recorriendo el área y respondieron súbitamente ante el llamado de la angustiada mujer. Después de haber conocido cuál era el inconveniente que tenía el menor, ambos efectivos desplegaron una serie de maniobras de primeros auxilios para poder solucionar el problema de salud.

En ese marco, uno de los policías ubicó el cuerpo del niño en su antebrazo y, reiteradamente, efectuaron movimientos para que pudiera expulsar la porción de galleta, debido a que le había generado un principio de asfixia. Segundos más tarde, estas maniobras dieron resultado, el niño expulsó el trozo de comida y, de esa manera, logró volver a respirar normalmente en los brazos de su madre.

Después de haber realizado estas acciones, los uniformados se comunicaron con el servicio de urgencias para que enviara una ambulancia a la zona. En tanto, los bicipolicías permanecieron junto a la mujer y el bebé hasta que arribó el móvil, debido a que no querían dejarlos en soledad en caso que el pequeño sufriera alguna complicación. Actualmente, el niño está recibiendo asistencia médica en un centro de salud local.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias