Atención

Hasta el momento se registraron dos casos de hantavirus en Salta

Los dos son reportados en Coronel Cornejo. Uno murió, y el otro evoluciona favorablemente
sábado, 19 de enero de 2019 · 11:22

SALTA (Redacción) – La preocupación por el crecimiento de los casos de hantavirus en el interior del país obligó a las autoridades del área de Salud de Salta a presentar un informe sobre lo que sucede en la provincia. El mismo contiene una comparativa desde el 2013 con la cantidad de casos registrados y los decesos.

En lo que va del año, en la provincia de Salta se han notificado dos casos confirmados de hantavirus con un paciente fallecido, quien residía en la localidad de Coronel Cornejo, departamento San Martin y fue atendido en el hospital Juan Domingo Perón, de Tartagal.  El segundo caso es un joven que estaba de cacería en Coronel Cornejo y ante la presencia de síntomas se presentó en el servicio sanitario. El paciente evoluciona favorablemente y será dado de alta en los próximos días.

Las estadísticas referidas a hantavirus en los últimos seis años, dan cuenta de que en el año 2013 se notificaron 24 casos con 6 muertes; en 2014, 30 casos con 8 muertes; en 2015, 56 casos con 3 muertes; en 2016, 27 casos con 7 muertes; en 2017, 16 casos con 3 muertes y en 2018, 38 casos con 7 muertes.

El hantavirus es una enfermedad endémica en la Argentina, aunque las autoridades sanitarias de la Provincia y la Nación aclararon que el brote focalizado en la provincia de Chubut se diferencia de los casos reportados en otras regiones del país, incluida Salta, donde no se da la transmisión de persona a persona y el riesgo está dado por la exposición a partículas secas de orina y heces de ratones infectados que viven en zonas rurales.

En el país se reconocen cuatro regiones endémicas, en las cuales hay circulación de distintos genotipos del virus Hanta. En las provincias de Salta y Jujuy, los virus presentes son los identificados como Andes Orán, Andes Bermejo y Laguna Negra.

Las provincias de Buenos Aires, Salta y Jujuy son históricamente las que reportaron la mayor frecuencia de casos. Desde el año 1996 existe evidencia de transmisión de persona a persona para el virus Andes Sur, que es el que circula en la región patagónica, en la frontera con Chile, pero no en las provincias del norte.

Prevención

Para esta enfermedad viral aguda grave no existe vacuna ni tratamiento específico. La prevención es fundamental y consiste en extremar las precauciones cuando se va a tomar contacto con el hábitat de los roedores de las zonas rurales, que pueden estar infectados. Estos roedores generalmente viven en rastrojos, galpones o depósitos cerrados.

Se debe evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones, tapar orificios en puertas, paredes y cañerías, mantener corto el pasto y evitar la proliferación de malezas alrededor de las casas.

No acumular leña a menos de 30 metros de la vivienda. Limpiar pisos, paredes, puertas, mesas, cajones y alacenas con agua y lavandina (una parte de lavandina por nueve de agua), dejar 30 minutos y retirar. Humedecer pisos antes de barrer para no levantar polvo.

Ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar los lugares que hayan estado cerrados. Usar barbijo o pañuelo para cubrir boca y fosas nasales. No utilizar ventiladores ni otros aparatos cuyos filtros o conductos puedan haber tenido contacto con roedores o polvo contaminado.

Si se acampa, hacerlo lejos de la maleza y basurales. No dormir directamente sobre el suelo y consumir agua segura. Si se encuentra un roedor vivo, no tocarlo ni intentar capturarlo. Si el animal está muerto, rociarlo con lavandina junto a todo lo que haya podido estar en contacto, esperar 30 minutos. Recogerlo usando guantes o material aislante y enterrarlo a más de 30 centímetros de profundidad, o quemarlo completamente.