Emergencias

Planifican la asistencia de las 20 familias damnificadas en Los Toldos

El Comité Permanente de Emergencia confirmó que no hay víctimas ni desaparecidos
viernes, 18 de enero de 2019 · 18:22

SALTA (Redacción) – El Gobierno de la Provincia de Salta informó que 20 familias fueron afectadas por la crecida del río Huaico Grande, que tuvo lugar en la ciudad de Los Toldos. Igualmente, se indicó que, hasta el momento, no hay fallecidos o desaparecidos a causa de este suceso. En tanto, el Comité Permanente de Emergencia comenzó a planificar una serie de acciones para llevar adelante diversas labores de asistencia.

En primer lugar, los responsables de la dependencia provincial se encargaron de la organización de la logística para llevar a cabo la entrega de mercadería, agua potable, camas, colchones y módulos alimentarios para los damnificados. Además, señalaron que, cuando se determine el cese del estado de emergencia, se desplegará la tarea de los operarios y la maquinaria pesada que se requiera para retirar las piedras y sedimientos que hayan sido arrastrados por la crecida del cauce.

Mientras tanto, los equipos del Comité Permanente de Emergencia siguen efectuando labores para intentar normalizar la comunicación con los sectores que se encuentran afectados. En tanto, anunciaron que ya se procedió al restablecimiento de parte del servicio eléctrico. Asimismo, destacaron que el abastecimiento eléctrico del hospital de la ciudad será un asunto prioritario hasta nuevo aviso.

Esta mañana, se reportó que algunos sectores de la localidad de Los Toldos habían sufrido graves daños por el desborde temporal del río Huaico Grande. Según estipuló el Comité, la crecida se provocó a causa del temporal, que tuvo un fuerte impacto en la zona de montaña. En primera instancia, se evidenció que esta situación produjo el corte en las comunicaciones por radio y teléfono, así como también los mencionados problemas eléctricos.

A raíz de las inclemencias metereológicas de las últimas semanas, el gobierno provincial dispuso de la instalación de numerosos puestos de monitoreo en las zonas que han sido más afectadas. En esa línea, se emplazaron centros de supervisión en varios puntos del Departamento de Rivadavia, como Alto La Sierra, Desemboque, El Bravo, El Pimpim, El Toro, La Esperanza, Pozo La China y San Miguel y, además, en Corralito y El Traslado, pertenecientes al Municipio de General Ballivián.