una de cal y otra de arena

Bajó la morosidad en el IPV, pero aún no es suficiente

Se trata de familias que deben más de tres cuotas. Piden que los salteños continúen regulando su situación
jueves, 13 de septiembre de 2018 · 10:54

SALTA (Redacción) – Ante los recientes recortes de presupuesto, que efectuó el gobierno de Mauricio Macri, y la imposibilidad de continuar construyendo viviendas con fondos nacionales, la única alternativa viable para solucionar el déficit habitacional es que los salteños asuman su responsabilidad y cumplan con los pagos de las cuotas del Instituto Provincial de la Vivienda.

En este marco, y en un cambio de conducta que alienta a más, el presidente del organismo, Sergio Zorpudes, informó que de acuerdo a los últimos registros, la morosidad bajó de un 50 a un 38%.  “Es un gran avance. Se está comenzado a tomar conciencia de la importancia de pagar las cuotas, y esperamos que esto siga así”, indicó.

Pese a esta buena noticia, señaló que todavía se está en niveles insostenibles. “Necesitamos de los fondos de las cuotas para poder invertirla directamente a viviendas y así acelerar el proceso de familias que no tengan que esperar tantos años para recibir una casa” dijo, y alentó a los salteños a regularizar su situación.

Al consultarle sobre el valor de las cuotas, dijo que ya no son fijas, y que se actualizarán por medio del coeficiente de variación salarial, es decir, si varía el salario, la cuota también lo hará. No obstante, aclaró que los montos no son elevados, y que están al alcance de todos los salteños. “Es lo mismo, o quizás menos que pagar un alquiler” indicó.

¿Qué es morosidad? Son aquellas familias que deben más de tres cuotas consecutivas o cinco alternadas. Desde el Instituto Provincial de la Vivienda, ya hace varios años que vienen diseñando campañas para que los salteños puedan cumplir con sus obligaciones. Cabe recordar, que quienes se encuentran al día pueden acceder a sorteos que le permitirían cancelar el monto de la vivienda.