preocupación

Tambos al borde del precipicio

Debido a las reiteradas crisis económicas en el sector, la producción láctea se encuentra en un complicado presente
miércoles, 11 de julio de 2018 · 10:17

SALTA (Redacción) – La situación de los tamberos en el país es crítica. Las condiciones climáticas, inundaciones, seguidas por sequías, minaron el crecimiento potencial de la actividad, incrementando los requerimientos en el uso de insumos, principalmente alimenticios, A esto se suma los inconvenientes en la comercialización.

De acuerdo al departamento económico de la Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), las recurrentes crisis económico-financieras del sector industrial, el desacople del producto final y los costos de producción del mismo, ubica a los tambos al borde del precipicio.

A esto, desde el sector aseguran que los costos internos también son muy elevados, en especial por el incremento de los precios en los productos de uso diario debido a la inflación. Esto condicionó la capacidad de reinversión de los empresarios, y complicó las expectativas a futuro.

Además otros factores también preocupan. Por un lado, el incremento en el tipo de cambio, que a mediano plazo debería facilitar la mejora en el frente exportador para la industria, pero que no es así. En el corto plazo se incrementan los costos de producción en forma conjunta, un 80% de los costos de producción se ven afectados por el tipo de cambio real (los sistemas de producción más intensivos son consecuentemente los más afectados), los costos de alimentación encabezan la suba, ya que el precio pizarra disponible de los cereales y oleaginosas tiene correlación directa con el tipo de cambio.

La brecha entre precio de venta y costo de producción genera que el precio de hoy solo cubre el 73% del costo de producción, provocando una descapitalización del orden del 27%.

El agotamiento financiero se hace sentir en todo el espectro productivo pero principalmente en los productores pequeños y medianos, la tasa de desaparición de los mismos sigue aumentando sin tener una aparente solución de continuidad, bajo este contexto muchos productores pasan a tener una escala de subsistencia o desgraciadamente desaparecer.