FUNDACIÓN

La Fundación Por Nuestros Niños trabaja como un centro de salud

En 1997 nace la Fundación Alegría, luego llamada Por Nuestros Niños Salta y que trabaja con más de 500 chicos de 0 a 18 años
viernes, 21 de julio de 2017 · 11:57

SALTA (Redacción) - En diálogo exclusivo con ElIntra.com.ar, la presidenta de la Comisión Directiva y coordinadora del área social de la Fundación Por Nuestros Niños Salta, Verónica Figueroa, nos cuenta sobre el trabajo silencioso y constante que realizan para que más de 500 niños en situación de vulnerabilidad social puedan cambiar su vida.

La Fundación Por Nuestros Niños Salta nace con el nombre de Fundación Alegría en octubre de 1997, pero en 2011 el destino quiso que cambiara ese título ya que surgió otra institución en el país con el mismo nombre, pero que tomó el recaudo de patentarlo y “nosotros tuvimos que cambiar el nombre con el costo que implica económico y de carga social”, señaló Figueroa.

En octubre están cumpliendo 20 años de vida y organizaron junto a las madres que participan en el taller, una colecta para comprar pintura. Necesitan pintura blanca, fundamentalmente. Los interesados pueden donar ingresando a la página www.fpnn.org.ar o comunicándose  al (0387) 4362025. También cuentan con una fan page: Fundación Por Nuestros Niños Salta.

“Nuestro objetivo principal es velar por los derechos de los niños, promover la salud, los derechos y el desarrollo social de niños pertenecientes a familias de bajos recursos privilegiando el valor de la vida”. Para ello cuentan con especialidades médicas tales como pediatría, fonoaudiología, enfermería, psicología y psicopedagogía.

Si bien comenzaron atendiendo a los niños, luego esto se extendió al resto de la familia, llegando a contenerlos desde la concepción, “cuidando que sea un embarazo sin riesgo y después avanzamos en el fortalecimiento familiar”. También cuentan con un taller de madres donde las capacitan “en técnicas muy complejas de bellas artes para que tengan una salida laboral”.

El diagnóstico de los últimos meses dio como resultado la atención de 350 chicos por mes en consultorios, pero tenemos muchos más en la parte social, en los talleres de apoyo escolar, trabajando con la escuela Castro que colinda con nuestra sede y tiene sistema de jornada extendida. El gabinete psicopedagógico nos deriva los chicos que están en riesgo de escolaridad.

Otros servicio

La Fundación Por Nuestros Niños Salta, que funciona en barrio La Loma, cuenta con juegoteca en el turno mañana y tarde con una psicóloga excelente, donde se detectan algunas problemáticas del aprendizaje o situaciones familiares, donde ya interviene el grupo de trabajadores sociales. También tienen actividades deportivas.

Un párrafo aparte merecen los talleres de música, puesto que cuentan con el coro Canto Con Vos La Loma con los hermanos Ariel y Lidia Muñoz que forman parte de una de las Cameratas de la Orquesta Sinfónica, son excelentes profesores y personas que motivan a los niños y que siempre está al tope con la cantidad de participantes.

En el coro participan 40 niños, en deporte 50, en juegoteca entre 25 y 30; mientras que en apoyo escolar van cuando necesitan, no siempre, para apoyo en algunas materias. Trabajamos mucho con la parte académica, articulamos con la carrera de Trabajo Social y tenemos tres chicas realizando prácticas pre-profesionales y cuatro que realizan un diagnóstico de nuestras zonas de influencia.

Un sistema médico y social impecable

La Fundación Por Nuestros Niños Salta cuenta con “un sistema médico de gestión de registro de datos y de fichas que es excelente, pero siempre está la duda de cuáles son las zonas de influencia, de dónde es la gente que nos viene a ver y ese grado de influencia depende de los lugares a los que salimos a buscarlos”.

El año pasado estuvimos en Solidaridad haciendo un trabajo fonoaudiológico de barrio social porque tienen una gran población de niños que no accede a un control fonoaudiológico porque no hay audiómetro en la zona, entonces hicimos una movida con el hospital Papa Francisco, el Centro de Salud, el Centro de Atención Múltiple de la hermana Margarita y la escuela pública.

Para llegar a un diagnóstico de problemática auditiva se deben realizar cinco audiometrías por niño, entonces es muy personalizado el trabajo. Lo que cambia muchísimo la vida del niño que tiene problemas fonoaudiológicos que no siempre son por problemas auditivos, sino de dicción. Allí se trabaja con el niño y con la familia para lograr resultados más rápido.

La única manera de cambiar patrones que se han naturalizado en nuestra cultura, es con tiempo y constancia, es educar. Nosotros hacemos reuniones periódicas para analizar situaciones particulares con los diferentes profesionales que trabajan con nosotros y que no se quieren ir, especialmente en época de crisis.

Son considerados y funcionan como un Centro de Salud, cuentan con habilitación de PROFICSA, lo cual no es sencillo y se renueva anualmente. También tienen farmacia y cuentan con los planes SUMAR y REMEDIAR, recibiendo un monto de dinero por cada niño que atienden siempre que no hayan sido atendidos por un centro de salud durante ese mes.

Ingenio y solidaridad para obtener los recursos

La Fundación se solventa con fondos provenientes de padrinos –que son las empresas que se hacen cargo de determinados gastos como puede ser el sueldo de cada uno de los profesionales-; socios que funcionan como en el caso de Unicef, donde hacen la donación mensual a través de la tarjeta de crédito; donaciones individuales y aportes del Estado.

Un 40% de la recaudación es por eventos, “hacemos ferias, subastas de obras de arte y hay gente que nos tiene en su agenda, como la Rural que todos los años nos invita a participar, lo mismo sucede con eventos deportivos”, casiones en las que se agudiza el ingenio para obtener los fondos. Además “el estatuto prevé que se realizan actividades para recaudar fondos”, indicó.

La estructura de la Fundación, para poder contener a estos niños y adolescentes, es grande. Cuentan con 20 profesionales contratados en las diferentes especialidades y 50 voluntarios que están siempre y destinan su tiempo para ayudar. La Universidad Siglo XXI mandan los chicos que cursan la materia de práctica solidaria que es obligatoria en todas sus carreras.

 

Cargando más noticias
Cargar mas noticias