Sigue la depredación en el dique Cabra Corral

Decenas de grupos de pescadores ilegales deprendan casi todas las noches las especies del Cabra Corral
miércoles, 29 de noviembre de 2017 · 17:05

SALTA (Eduardo Huaity González)- Asociaciones de “rediadores” están haciendo estragos en la fauna del Dique Cabra Corral, en especial en los cardúmenes de pejerreyes y sábalos, que luego son comercializados en restaurantes de la zona o en ventas ambulantes, tanto en Salta, como en Jujuy, provincia de donde provienen muchos de los pescadores ilegales.

Los vecinos y operadores de catamaranes y asociación de pescadores vienen desde hace años denunciando esta actividad a las autoridades para frenar a la pesca ilegal en el dique Cabra Corral, y en los ríos aledaños, en especial los que llegan del sur. Su centro de acción y en donde guardan redes y lanchas, es en la localidad de Coronel Moldes.

La falta de controles en las rutas de acceso y en el mismo embalse, hacen del Cabra el lugar ideal para la pesca furtiva. “La policía y la lacustre sólo se dedica a perseguir a los pescadores deportivos y a los dueños de los catamaranes, pero no hacen nada con los que usan redes gigantes para sacar peces. Cada vez que vamos a pescar sacamos el permiso y nos controlan la cantidad y el tamaño de los pescados y si nos pasamos, nos quitan todo, hasta los equipos, pero a los rediadores nada”, comentó Kike un pescador deportivo de Salta

Uno de los denunciantes señaló que: “La explotación comercial del Dique Cabra Corral está prohibida, además el sábalo está protegido. Es lamentable cómo se está destruyendo el dique con la pesca ilegal”. Las piezas obtenidas, deben ser por caña y no pueden usar más de dos anzuelos por línea. Las capturas deben tener un tamaño mínimo. No se exige la devolución, pero si se la promueve.

Todas las capturas logradas por los pescadores ilegales no cumplen ninguno de los requisitos exigidos para la comercialización de pescado, la más grave de las infracciones es la falta de cadena de frío. Tras sacarlos del agua, los peces son transportados sin refrigeración hasta cerca de la ruta de acceso, en donde lo suben camiones con barras de hielo. Entre la captura y el enfriamiento pueden pasar hasta tres horas.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias