Coronel Yago Luis de Gracia, comprometido con la ciudad

sábado, 12 de noviembre de 2016 · 00:00
SALTA.-(Redacción) En esta segunda parte de la nota del Coronel Yago Luis De Gracia vamos a hacer más hincapié en una segunda etapa de su vida. La relacionada con nuestra provincia, y con todo su trabajo realizado para y con la policía local y el servicio penitenciario.

Recordemos que este coronel retirado prestó servicio a cuatro presidentes constitucionales argentinos. Y como jefe de seguridad de Raúl Alfonsín durante su mandato, De Gracia guarda muy grato recuerdos. Aprovechando que estamos en el año y muy cerca de la fecha en que se conmemoraron los 30 años del retorno a la democracia en Argentina, a partir de la presidencia de Alfonsín. Cabe mencionar que Yago, quien conoció mucho a Alfonsín, manifiesta sobre él que: "Parte de lo que se le debe reconocer es que durante su mandato cada vez que visitaba alguna ciudad él iba también al Consejo Deliberante. Buscaba estar en contacto con todos y magnificar la tarea de cada uno. Y yo pienso que tal vez esta era una forma de rememorar su pasaje por la política, porque él fue concejal, diputado, es decir, tuvo una amplia carrera. No fue un paracaidista. Y a su vez era un deferente de la Constitución Argentina, que incluso cuando hace su último discurso antes de su elección, recita sin rodeos el último pasaje de esta".

Luego de la presidencia de Alfonsín Yago se presenta en el Estado Mayor y solicita su retiro, pero a pesar de que este no le es otorgado inmediatamente, De Gracia ya había comenzado a construir su casa en nuestra ciudad. Tras 3 años en disponibilidad, en la época del General Cáceres, De Gracia, que se encontraba trabajando en una algodonera, finalmente recibe su retiro y se muda con su familia a Salta.

"En Salta en ese momento asume como gobernador Ulloa, el cual me llama y me ofrece el cargo de jefe del servicio penitenciario", cuenta Yago. A este puesto en Salta se le suma también el de jefe de policía. Funciones en las cuales desempeño un notable papel, y realizo cambios y avances claves que aún perduran hasta la actualidad. Con una actuación inclinada al estudio y la preparación profesional de los cuadros, De Gracia firma un convenio con la UNSa para que todos los miembros vayan durante un año a recibir clases vinculadas con su carrera como: código penal, idioma, medio ambiente, entre otras.

"El resultado de todo esto fue de lo más satisfactorio, despertamos en los jóvenes la valiosa idea de hacer estudios superiores, y que así busquen licenciaturas. Varios se recibieron de abogado. A su vez instalamos el Servicio de Computación de Datos, SCD, y las primeras computadoras para trascribir todos los legajos al sistema. Se estableció un examen obligatorio para poder ascender a un nuevo grado. Abrimos la escuela de cadete a la mujer, y establecimos que para poder ingresar a esta había que tener el Bachillerato finalizado. Antes era obligatorio hasta sexto grado. Ascendimos 300 personas a cabo, como reconocimiento a un grupo del interior de Salta que jamás habían sido identificados", explicó Yago.

"Muchas de las cosas que se crearon en ese entonces hicieron que la policía salteña sea como es hoy, con sentido común y responsabilidad. Con jefes de policía que salen a la calle, y que si bien últimamente han estado de reclamo, no han descuidado a su gente", comentó.

A toda este experiencia en Salta cabe agregar que durante 10 años Yago ha trabajado intensamente como Secretario de la Agrupación Tradicional de los Gauchos de Güemes. Y en la UCASAL, también ha tenido una destacada labor en el área de proyectos vinculados y comprometidos con la ecología y la protección del medio ambiente. "Y es que no creo que sea casualidad que una de mis hijas haya estudiado Ingeniería en Medio Ambiente. Pues durante varios años trabaje ad honorem con diversos proyectos particulares en pos de mejor ambiente, y me comprometí mucho con este tema tan interesante", manifestó De Gracia.