Diseño

Matías Vinograd, genuino y ocurrente, rediseña las premisas del circuito emprendedor

Matías es el creador de los sillones Sushi y se posiciona como uno de los emprendedores jóvenes con mayor visión en el mercado
viernes, 15 de marzo de 2019 · 07:31

SALTA (Redacción) – El emprendedor resulta ser la identidad emergente de la época. Una necesidad urgente que ante un escenario clásico busca generar nuevos engranajes para poner en marcha una máquina que hace rato ya resulta obsoleta.

Matías Vinograd tiene 34 años, nació en Córdoba capital y actualmente reside en Salta. Un joven referente en el circuito que convirtió su facilidad para la creatividad en la oportuna elección de ser diseñador industrial, para abrir finalmente una fábrica de sillones que resulta actualmente una marca registrada en la región. Matías es la tuerca que le faltaba al entramado.

"Mi interés nace por tener un costado creativo. Siempre tuve ganas de crear cosas. Me gustaba mucho el dibujo, me gustaba romper y modificar mis propios juguetes. Además me gusta la historia del diseño y de los objetos en general", asegura.

Si volvemos a la definición oficial, el diseño consiste en planear y desarrollar procesos para llegar a fabricar productos en serie, lo cual involucra un proceso creativo de mucha investigación, luego el desarrollo de un concepto, para después desencadenar en un producto final que va a ser usado por personas y va a responder a una necesidad del usuario. De la misma manera que Matías jugaba a desarmar sus juguetes, re construyó este concepto y alteró la fórmula dando lugar a sillones Sushi. Libre y sin culpas.

"Se llama así porque los primeros sillones que hice tienen la forma circular como la pieza del sushi. Además me gusta mucho esa comida, me parece una comida de diseño, realmente pensada como un objeto donde esta todo cuidado y tiene un procedimiento riguroso. Sin ir más lejos, la gastronomía se parece mucho al diseño. Aparte todo lo que es la gráfica del proyecto y el logotipo lo hizo un ilustrador, que es mi hermano, y que tiene un estilo con el cual me identifico, muy fresco y siempre muy lúdico", explica.

El ingenio y la reinvención son las puertas de la Innovación 

Según Matías, lo que al principio aparentaba sólo ser una necesidad inmediata supo convertirse en una adicción. Un vicio sano si se quiere, que te llama a reinventar - te, siempre pensando en lo próximo que vas a hacer y en entregar algo bueno.

Hacer uso de la realidad, volverla un rompecabezas y generar opciones distintivas y con identidad.

Pero como todo emprendedor, la prueba y error, fue el proceso real para alcanzar la excelencia y perfección del sushi. "Mi primer emprendimiento fue un proyecto cordobés junto a tres colegas que se llamaba sanDIa, de bolsos y estuches, todos verde y rojo por dentro como la sandía misma. Tuve muchos fracasos para llegar a donde estoy", subraya mientras analiza su última iniciativa que propone arte y diseño a través del reciclado.

"Hoy busco propagar el reciclaje de carreteles, cables y ruedas a través del producto final que vendo y de los cursos de tapizado que imparto. Además hago sillones Premium con goma espuma de buena calidad y tela para que dure mucho tiempo, o sea, no es un trabajo masivo el mío pero si a pedido y especial", enfatiza.

Entiendo que se trata de un trabajo artesanal y por lo tanto, original que adopta los caracteres de una nueva generación on demand. Precisamente, el valor agregado de su trabajo queda demostrado en los trabajos que le fueron solicitados y en el día a día de sus publicaciones. Es decir, su negocio se da a conocer a través de la calidad que lo identifica y los resultados que le dio a otras personas.

“No porque lo venden en un local sofisticado ese objeto es de lujo. Mas que nada en Salta la gente se mueve por la experiencia del boca en boca”, agrega.

"La gente sabe que estoy acá, que soy un profesional al que pueden reclamarle o exigir las fotos del proceso de fabricación de los sillones que me pide. Además noto que los cursos son efectivos por el efecto de la difusión de las publicaciones y porque la gente se va del taller conociendo lo necesario para empezar a emprender. Respecto al diseño industrial, también hago trabajos donde me piden el desarrollo de un producto y eso me lo da el portfolio básicamente, ya que también trabaje con Gómez Paz, un diseñador exitoso y el más importante para mí, que es de Milán. O por ejemplo, también hago diseño de interiores junto a Mica Rodríguez", profundiza.

Vale recordar que Matías también quedo seleccionado en la convocatoria de ProyectoDeseo. Se trata de la exposición de diseño de muebles argentinos impulsada por FAIMA y por el trabajo conjunto de diseñadores, creativos y muebleros de la industria nacional con el objetivo de proponer una plataforma de exploración e innovación que reactive el diseño, vinculando a empresas que buscan una oportunidad de mejorar e involucrar a diseñadores industriales en el proceso. A través de su plataforma, se lanzó una convocatoria para seleccionar a los mejores diseñadores del país, buscando desarrollar un producto de diseño para una empresa específica con premisas y necesidades que debían investigarse. "Fue un orgullo participar y volver a tocar el diseño de cerca", agrega con un producto exitoso como resultado en la mano y el valor de los riesgos que se animo a correr.

Emprender para mantenerse en pie

"En mi caso fue una necesidad de buscar la manera de trabajar y ofrecer algo ya que no había trabajo fijo en mi rubro en ese momento. Entonces, gracias a que me mantuve en pie todo este tiempo y no tuve la necesidad de urgente de encontrar un trabajo en relación de dependencia, pude ponerle fuerza a mi emprendimiento que es la etapa más difícil del emprendedor hasta que se hace conocido", asegura.

En este punto Matías nos propone algunas claves para emprender

             Vender

             Hacer relaciones asociativas

             Trabajar en equipo

             Buscar los socios claves

             Hacer cursos y capacitarse

             Aprender a ser organizado

             Consumir lo de otros emprendedores

"Hoy en día se consume diseño", enfatiza Matías y coincidiendo con él, vuelvo a lo de siempre: el homo videns sigue en pie, marchando en su evolución.

Aprovechando las ventajas propio de estos tiempos, Matías considera que los cursos impartidos por él resultan una buena opción cuando la gente quiere empezar con una nueva alternativa y busca independizarse progresivamente, aceptando al mismo tiempo que de poco se va a educando al consumidor.

"No es fácil pero si le meten de lleno e investigan en el mundo del emprendedurismo pueden salir adelante de otra manera", invita, incluso en Salta, un escenario que con el tiempo ha crecido, aumentando los números de adeptos  en el mercado de diseño y los clientes insertos en el.

Cuando nacemos aprendemos a caminar, con moretones y heridas a cuestas, pero quedarnos quietos nunca fue el plan. Matías lo llama: aprender haciendo. “En este caso uno piensa que la creatividad aparece de golpe y no. La creatividad aparece cuando hice más de 100 sillones y el 101 me salió perfecto. Cuando empiezo a rediseñar. Hay que hacer mucho, dormir poco y saber que vas a ganar poco al principio pero que después no tiene techo", concluye.

Sillones Sushi no se trata sólo de diseños personalizados, a la medida de tu comodidad y relax, sino que además de invitarnos a tomar asiento y hacer una pausa, nos anima a pensar que siempre hay momento para darle forma a grandes ideas.