Danzas

Comienzan los cursos de verano en la Escuela Oficial de Ballet

La institución convoca a las personas que están interesadas en los cursos de verano. La inscripción estará abierta del 4 al 15 de febrero
miércoles, 30 de enero de 2019 · 13:02

SALTA (Redacción) – El Ballet es una de las disciplinas artísticas que, si bien responde a las formas clásicas de siglos atrás, aún se conserva alrededor del mundo entre los amantes del género, bailarines y espectadores, quienes disfrutan de la danza haciendo juego con la música en escena. Para los bailarines que no se toman un descanso en verano se abrirán los cursos en la Escuela Oficial de Ballet. Para tal fin, los informes e inscripciones pueden realizarse del 4 al 15 de febrero, en el horario de 9 a 13 y de 16 a 20, en la Casa de la Cultura (Caseros 460).

El curso de Ballet de verano gratuito, que se realizará del 18 al 25 de febrero en el subsuelo del Centro Cultural América (Mitre 23), está destinado para que niños, niñas y jóvenes puedan conocer las instalaciones de la Escuela y tomar clases con los mismos maestros que les enseñan a los alumnos regulares, para que de esta manera puedan insertarse progresivamente en la esfera artística, madurar a nivel personal y profesional, e ir materializando la vocación de ser bailarines oficialmente.

Pueden participar niñas entre 8 y 11 años, con o sin experiencia previa, y adolescentes entre 12 y 15, que deberán contar con un mínimo de 4 años de práctica en danza clásica y manejo de puntas. Además, habrá un programa exclusivo de capacitación para varones de 8 a 18 años, con o sin experiencia en ballet, que incluye desarrollo fisiológico, técnico y artístico del bailarín clásico.

Se trata de la primera escuela en Salta que imparte la enseñanza práctica y teórica del ballet para la formación de bailarines gratuitamente bajo la responsabilidad del Estado, y cuya finalidad es preparar alumnos que al egresar puedan continuar la carrera profesional, es decir, integrar una compañía de ballet.

De esta manera se asegura la integración, desarrollo y perfeccionamiento de una nueva generación que elige la danza clásica como una forma de vida, más aún, como una profesión, con la disciplina, talento y vocación que esa elección implica.