Arte

Fotografía y literatura en el Museo de la Ciudad, la propuesta para arrancar el año

El próximo viernes 4 de enero, el museo abrirá sus puertas al público para descubrir nuevos artistas de la cultura local
miércoles, 02 de enero de 2019 · 14:53

SALTA (Redacción) – Tras el inicio de un nuevo año, la cartelera cultural se renueva y acerca novedosas propuestas para vivir durante el verano a la par de los artistas locales. En una semana atípica y breve, el Museo de la Ciudad será el espacio para seguir disfrutando. Es por ello que el próximo viernes 4 de enero, a las 18 horas, en sala Güemes se inaugurará la muestra “Mascarones: caprichosos guardianes de Salta”, fotografías de María Inés Paz, junto a la presentación del libro “Arte Funerario en Salta”, de la escritora María Santos Paz.

El Museo de la Ciudad Casa de Hernández, ubicado en pleno casco céntrico, nos invita a compartir la cultura e historia de Salta a lo largo de su infraestructura dividida en diferentes salas temáticas. De hecho, su nombre se atribuye a Sr. Don Antonio Hernández, el cual tenía una pulpería enfrente de la casa.

Asimismo, ofrece al visitante mobiliario de los siglos XVIII y XIX, elementos arquitectónicos pertenecientes a edificios salteños ya demolidos, colección de fotografías, vestimenta, accesorios y elementos de la vida cotidiana. De hecho, la Galería de Intendentes refleja la vida institucional de la ciudad, desde 1857 hasta la década del 50. 

En la actualidad, el Museo es punto de encuentro entre artistas y espectadores de las diferentes disciplinas. En esta ocasión, la fotografía y la literatura son el motivo.

La exposición fotográfica "Mascarones: caprichosos guardianes de Salta" está integrada por obras que representan singulares rostros e imágenes de cabezas ornamentales, que se encuentran rodeadas de guirnaldas de hojas, tallos y flores, y que se ubican en lo alto de las fachadas de casas del siglo XX.

La presentación del libro “Arte Funerario en Salta” recorrerá estas manifestaciones artísticas, entendidas como los objetos que pueden incluir las posesiones personales de los muertos, que fueron creados especialmente para el entierro en versiones en miniaturas de elementos que se creían necesarios en el más allá, expresiones consideradas parte del desarrollo cultural regional.

Cabe destacar que la entrada al museo es abierta y gratuita a todo público y, además, puede visitarse de lunes a sábados, de 9 a 13 y de 16 a 20.30.