Salta

Tras la crecida del Pilcomayo, Edith Cruz dice que “no bajan los brazos”

La ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social sostuvo que la situación está encaminada, pero indicó que deben estar alertas
jueves, 07 de febrero de 2019 · 16:44

SALTA (Redacción) – La crecida del río Pilcomayo tuvo en vilo por unos días a los pobladores del Chaco Salteño y también al Gobierno de la Provincia, ya que el mismo gobernador, Juan Manuel Urtubey, coordinó los trabajos del Comité de Emergencias, como también el de su gabinete. Al respecto, la ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social, Edith Cruz, dijo que la situación mejoró pero que “no bajan los brazos”.

Según consignó el sitio de FM 88.1, la Ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social señaló: “Podemos decir que el agua ya está bajando y la que ingresó al pueblo ya está escurriéndose hacia el monte chaqueño”, en el tercer día de declarada la emergencia en Santa Victoria Este, desde que comenzó el desborde del río Pilcomayo en algunos sectores de la rivera. Sin embargo, dijo que el Gobierno no baja los brazos ante la situación.

 

 

Además, consideró que la situación, dentro de las cosas negativas, tiene su lado positivo al destacar: “Veníamos de una sequía de unos meses en que no había agua ya en estos lugares del monte chaqueño y esto permite que esta agua, que ha ingresado, va a empezar a bañar todas las cañadas”. “Hemos tenido un récord histórico que ha sido de 7,36 metros el día de ayer, una medición que no hemos tenido en la zona desde que yo conozco”, continuó Cruz remarcando que el caudal de agua fue mucho mayor al del año pasado

Asimismo, dijo también que las familias que debieron ser evacuadas en Monte Carmelo, La Estrella y La Gracia, cerca de 326 personas, ya están regresando a sus hogares. Siguiendo con su análisis, afirmó que “la situación hubiera sido muy diferente si no se hubiera trabajado en los anillos” al detallar: “El anillo de pueblo de Victoria se levantó más que lo que tenía el antiguo anillo y también se trabajó en ensancharlo, cosa que nos permite en un posible desborde poder tener el espacio suficiente para trabajar con las máquinas. Permitió estar más preparados y prevenidos ante estas situaciones”.

“El de Santa María principalmente, donde el año pasado se había afectado a varias comunidades, hoy están re localizadas porque hay más de 12 comunidades que han empezado de nuevo en otro lugar a partir del año pasado, y todas estas comunidades han estado protegidas por estos anillos de contención que se realizaron”, agregó. Por otro lado, resaltó: “En el caso de Puntana e Hito 1 el agua ingresó completamente, principalmente a Hito 1 más de 80 metros. Fue porque la defensa que tiene Bolivia en el sector cedió y eso hizo como un pequeño dique, entonces traspasó la línea de riesgo nuestros anillos. No es que los anillos cedieron o se rompieron, porque fue mucho el caudal de agua”.

“Gracias a Dios no tenemos que lamentar ningún tipo de afectados, hablamos solamente de tres casos. Después hay que hacer una revisión para ver en dónde tenemos que mejorar. Podemos decir que más allá de la situación y las familias que se ven afectadas, por el nivel de agua hubiera sido una emergencia muy similar a la del año pasado”, enfatizó Cruz. En otro sentido, descartó que la situación tenga relación con desmontes producidos en el departamento de Santa Victoria asegurando: “Esta no es una zona de desmonte, toda el agua viene de las partes altas de la cuenca de Bolivia, que seguramente ahí deben tener ellos alguna situación de este tipo, de desmonte o de desvío de río, pero la zona de Santa Victoria Este no es una zona de desmonte. Al contrario, nosotros estamos atravesando una situación del juicio que tenemos por el lote 55 y 14. Es la denuncia Interamericana que tenemos y donde una de las recomendaciones de la Corte Interamericana es no desmontar ni tampoco trabajar con la madera”.

La Ministra insistió respecto al récord histórico de la crecida, con 7 metros en Villa Montes y 7,36 metros en Misión La Paz, en tanto que el año pasado fue de 5,30 metros en Villa Montes y 7,31 en Misión La Paz. “El caudal de agua fue realmente muy importante y todas las obras funcionaron, y las que no funcionaron vamos a trabajar fuertemente para que no sucedan estas cosas”, puntualizó. Además, aclaró que elaborar una defensa con piedras, por ejemplo, tendría un alto costo por el traslado de las mismas, que debe hacerse desde Orán, y señaló que ya se encuentran trabajando para restablecer los servicios de agua potable y energía eléctrica.

“Vamos a seguir con nuestro Gobernador, el río no nos va a ganar. Vamos a ir mejorando. Tuvimos solamente tres comunidades afectadas, el año pasado tuvimos más de 15. Además, el año pasado fueron 3500 evacuados y ahora solo 326. Estamos encaminados, pero no hay que bajar los brazos”, subrayó.

Finalmente, respecto a la situación que vienen denunciando referentes de las comunidades ante el IPPIS (Instituto Provincial de los Pueblos Indígenas de Salta), consideró que “es una situación interna de los vocales y repercute en todas las comunidades”, y dijo: “Repudio totalmente el corte de ruta que hubo en el lugar porque no nos permitió ingresar el grupo electrógeno de Aguas del Norte para facilitar la luz a La Puntana y elementos vitales como agua, colchones y las cosas que necesitábamos. Son intereses personales y no intereses por el pueblo wichí. Si Indalecio (Calermo) estaría pensando en el bien de sus hermanos hubiera estado acá y no cortando la ruta impidiendo que las cosas lleguen”.