RÉGIMEN PENAL JUVENIL

Garavano propone bajar la edad de imputabilidad

Este martes presentará el plan en la sede de la cartera de Justicia
lunes, 18 de febrero de 2019 · 23:08

SALTA (Redacción) – Este martes 19 de febrero el ministro de Justicia, Germán Garavano, presentará una propuesta que espera ayude a fomentar una el sentido de la responsabilidad en los adolescentes. Se trata de una reforma para bajar la edad de imputabilidad de 16 a 15 años.

Según información consignada por El Intransigente, el proyecto será presentado en la sede de la cartera de Justicia, con la asistencia de otros ministros, legisladores, jueces y los miembros de la comisión que redactó el texto, entre otros invitados.

Uno de los puntos centrales del plan es que se considere antes de los 16 años la capacidad psíquica de comprender la antijuridicidad de las conductas. La imputabilidad, se establecería de acuerdo al monto de las penas fijadas por las leyes a partir de los 15 años, en el caso de que un menor cometiera algún delito reprimido con pena máxima de 15 años de prisión o más en el Código Penal.

Será imputable el adolescente mayor de 16 años y menor de 18 que cometiera un delito de acción pública previsto en el Código Penal y leyes especiales, con excepción de aquellos penados con un máximo de tres años o sancionados con multa o inhabilitación como pena principal.

El anteproyecto fija con carácter excepcional la sanción privativa de la libertad "que sólo podrá imponerse cuando las medidas o sanciones socio-educativas y disciplinarias no resultaren adecuadas para los fines de esta ley, o fracasen con anterioridad por razones imputables al adolescente''.

Incluso, proponen la asistencia a programas de formación ciudadana, capacitación laboral, deportivos, recreativos y contribución en tratamientos médicos o psicológicos.

Además, hacen especial foco en la organización de una ''justicia especializada'' con una mirada en la que cooperen expertos en distintas temáticas. También incorpora la participación de institutos de mediación, ''acuerdos de rehabilitación, conciliación y suspensión del proceso a prueba'' con plazos de duración expresamente estipulados.