Salta

Anciana perdió una importante cantidad de dinero en una estafa

Se hicieron pasar por una hija y un contador para despojar a la jubilada de 17 mil dólares y 50 mil pesos
jueves, 07 de marzo de 2019 · 07:31

SALTA (Redacción) – Una banda de estafadores engañó a una jubilada para que les entregara 17 mil dólares y 50 mil pesos que tenía en su vivienda. La víctima había le dio este monto a un presunto contador que su hija supuestamente había enviado a su casa porque estaba realizando una operación en un banco de la ciudad de Salta. Sin embargo, días después descubrió que había sido robada. 

Según lo informado por la policía a ElIntra, el caso ocurrió el pasado viernes 22 de febrero pasado, alrededor de las 18. En ese momento, Elvira Garay, de 78 años, atendió el llamado telefónico de una mujer que se presentó como su hija. Sin darle respiro, la la estafadora comenzó a darle una serie de instrucciones respecto a sus ahorros.

En principio, Garay admitió que tuvo dudas acerca de la situación, pero finalmente la anciana accedió a los pedidos de su supuesta familiar, debido a que la información que le brindaba en la conversación era cierta. Luego de haberse ganado la confianza de la víctima, la mujer le contó que le había llegado una notificación a su casa respecto a un supuesto control de billetes. Por ese motivo, le dijo que estaba en el banco y, además, le reclamó que reuniera todo los billetes que tenía en casa, ya sea en pesos o dólares.

Ante ello, Elvira juntó todos sus ahorros, los cuales representaban la suma de 17 mil dólares y más de 50 mil pesos. Posteriormente, la timadora le pidió que saliera a la vereda de su casa, situada en la esquina de la avenida Tavella y la calle San Felipe y Santiago, ya que allí encontraría a un supuesto contador del banco, quien había sido enviado por la entidad para retirar la plata.

Al salir, la anciana efectivamente halló al individuo, quien se identificó como Alejandro Rodríguez. Luego haberle entregado el dinero, Garay regresó a su casa y esperó por un nuevo llamado de su hija, aunque esto nunca ocurrió. Días después, su verdadera hija apareció en la casa y, entonces, la abuela le preguntó por el dinero. Ante ello, la mujer le informó que no la había llamado y, rápidamente, llegaron a la conclusión de que todo el episodio había sido obra de estafadores, por lo que radicaron la denuncia ante la policía.

Más de