Era una treta

Le invitó unos tragos y luego le robó la billetera

El episodio ocurrió en el interior de un bar del corredor de La Balcarce, donde el ladrón se hizo pasar por un ebrio
lunes, 04 de marzo de 2019 · 13:52

SALTA (Redacción) - La víctima de este inusual robo fue un trabajador social de nacionalidad francesa, quien reside transitoriamente en la localidad de Cerrillos. El damnificado, según su denuncia, había decidido pasar un rato en el interior del bar Jagger Disco, ubicado en calle Balcarce al 800, en el corredor turístico de esta ciudad.

Fuentes policiales identificaron a la víctima como Daniel Hochkofler, de 36 años, quien indicó que al momento del hecho, el martes pasado a la madrugada, se hallaba en el interior del bar junto a primo, cuando de pronto se hizo presente un sujeto que aparentaba estar ebrio.

El extraño llegó y se sentó junto al trabajador social y su primo, a quienes invitó un par de tragos, los que fueron aceptados y allí comenzó una charla amena con el sujeto, quien luego de unos minutos comenzó a tocarle la pierna al denunciante, lo que le llamó la atención.

El individuo, al ganar la atención del francés, lo invitó a bailar, lo que fue rechazado por la víctima, quien  dejó de prestarle atención, púes creyó que dado que estaba ebrio, sus actos no era coherentes. Luego de unos minutos, cuando el sujeto se marchó del lugar, Hockofler se dio cuenta de que todo fue una maniobra para desviar la atención de otro suceso.

Resulta que el delincuente se hacía el ebrio, pues con esa actuación relajó a la víctima, a quien el sujeto le robó la billetera y se dio a la fuga. Cuando el extraño cliente se marchó, recién entonces el denunciante se dio cuenta de que le habían robado la billetera.

La misma, según lo denunciado, poseía en el interior una suma de 6 mil pesos, como así también documentación personal. En su relato, el damnificado explicó que no se percató del momento en que el delincuente le sustrajo la billetera.

Para la policía, el ladrón simuló en todo momento, ya que esa era parte de su estrategia para relajar a su víctima, y luego cometer el robo. Por otra parte, no se descarta que la víctima haya estado bajo los efectos del alcohol, lo que fue aprovechado por el ladrón para asegurarse el atraco.

Más de