Cerrillos

Fue a pedir un adelanto y le dieron un machetazo en la cabeza

La víctima fue un peón rural de la finca La Molienda. Los agresores fueron otros jornaleros que se molestaron porque se negó a beber con ellos
lunes, 04 de marzo de 2019 · 09:28

SALTA (Redacción) – Un trabajador rural fue golpeado por un grupo de jornaleros e, incluso, recibió un machetazo en la cabeza. El conflicto se originó luego que la víctima se negara a beber en reiteradas oportunidades junto a los agresores, quienes estaban bajo el efecto del alcohol. Actualmente, el joven se encuentra internado en grave estado.

El violento episodio ocurrió el pasado sábado 23 de febrero, cuando Fernando Cuellar, de 35 años, llegó en su motocicleta hasta la finca La Molienda, en la localidad de Cerrillos, donde desempeña diversas labores. Según los testigos, el empleado había concurrido al sitio en busca de un adelanto, debido a que necesitaba dinero de manera urgente.

Al llegar, Cuellar tuvo que esperar un rato para ser atendido por el encargado. En ese lapso, varios jornaleros que se hallaban en la finca se acercaron y lo invitaron a participar de una ingesta alcohólica. Ante ello, el hombre se negó, ya que debía conducir su vehículo para regresar a su hogar. Esta negativa no fue bien recibida por sus compañeros, quienes comenzaron a burlarse e insistiron para que tomara unas copas.

Ante la resistencia de Cuellar, uno de los sujetos se acercó por la espalda y le dio un fuerte golpe en la cabeza que lo derribó al suelo. Inmediatamente, los jornaleros continuaron la golpiza hasta que la víctima intentó incorporarse. Para evitar que escapara, otro de los individuos le propinó un machetazo en la cabeza, que provocó que el trabajador se desvaneciera y perdiera el conocimiento durante algunos minutos.

Tras la agresión, según fuentes policiales, el damnificado fue salvado por un grupo de mujeres, quienes intervinieron y lo pusieron a salvo. Posteriormente, Cuellar fue trasladado al hospital de Cerrillos, donde recibió las primeras atenciones, Más tarde, fue derivado al hospital San Bernardo, donde permanece en delicado estado. En tanto, la policía trabaja en la identificación de los agresores.

Más de