Orán

Aberrante: detuvieron a un gendarme que intentó abusar de una mujer y una niña de 5 años

El gendarme ingresó en la vivienda y las amenazó con un arma de fuego. El esposo de la víctima logró desarmar al agresor
jueves, 14 de marzo de 2019 · 11:36

SALTA (Redacción) – La Policía de la Provincia detuvo a un gendarme de 26 años en la localidad de Orán, luego de haber amenazado e intentado abusar de una mujer y su hija de 5 años en el barrio 200 Viviendas. El agresor ingresó a casa y le apuntó con su arma de fuego a las víctimas mientras le exigía que se quitaran la ropa. Minutos más tarde, el efectivo fue desarmado y reducido por el dueño de la propiedad.

La secuencia de terror de que tuvo que afrontar esta familia ocurrió el pasado domingo 10. El marido de la víctima había dejado momentáneamente el inmueble para ir en busca de su hijo mayor, quien estaba en una fiesta. Cuando salió de la casa, las puertas de acceso quedaron sin seguro. Esta situación fue aprovechada por Javier Alejandro Salas, quien en ese momento estaba deambulando por la zona.

En su testimonio, la mujer indicó que ella y su pequeña hija estaban durmiendo, por lo que no percibió en que momento había ingresado Salas y, además, señaló que recién se dio cuenta de su presencia cuando se despertó. Según su relato, el agresor comenzó a exigirle que se quitara la ropa, al tiempo que portaba un arma de fuego en una de sus manos. Incluso, sostuvo que el gendarme reclamaba que la menor hiciera lo mismo.

A pesar de ello, la madre afirmó que se negó a cumplir  estos pedidos en reiteradas oportunidades. Esta postura provocó que la furia de Salas se incrementara, al punto que el efectivo empezar a apuntarla directamente con el arma e, incluso, que gatillara varias veces, aunque afortunadamente no se produjeron los disparos. Esta fue la escena que descubrió su pareja cuando regresó al hogar, e inmediatamente se lanzó contra el agresor.

Ante ello, Salas amenazó al hombre e intentó dispararle, pero finalmente el dueño de la propiedad lo desarmó y lo redujo hasta la llegada de la policía. Además, las víctimas refirieron que, mientras se encontraba en piso, el malviviente siguió amenazándolos: "Soltame, soy gendarme, ya van a ver…". Finalmente, la Fiscalía Penal de Violencia Familiar y de Género de Orán, a cargo de María Soledad Filtrin, lo imputó por los delitos de tentativa de abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma y amenazas con arma en concurso real.