Salta

Asaltaron una distribuidora de cosméticos

Los delincuentes, que entraron tras forzar la reja de una ventana del baño, se llevaron 20 mil pesos de la caja
domingo, 24 de febrero de 2019 · 18:19

SALTA (Redacción) – Un grupo de delincuentes ingresó a una distribuidora de cosméticos y sustrajo una suma de dinero cercana a los veinte mil pesos. Los malvivientes ingresaron al establecimiento tras forzar las rejas de una ventana del baño. Los investigadores aún no cuentan con pistas sobre los autores del hecho.

Fuentes policiales revelaron a ElIntra que la denuncia del robo fue radicada en la Comisaría Primera de la ciudad de Salta por Jorge Rocabado, un comerciante de 41 años, propietario de la distribuidora de cosméticos denominada “Millanel”. Precisamente, este negocio funciona en un local de la calle España al 200.

De acuerdo con el testimonio de Rocabado, el robo tuvo lugar el pasado miércoles 20 de febrero. El comerciante sostuvo que fue alertado del ilícito por un inquilino del edificio, donde también funcionan otros locales, entre ellos un estudio jurídico. Al llegar al lugar, efectivamente comprobó que las rejas de una ventana del baño habían sido forzadas y, de esta manera, descubrió cuál era el sitio por donde habían irrumpido los ladrones.

En base a la reconstrucción del hecho, se presume que, una vez adentro, los malvivientes se dirigieron hasta el sector de la caja, donde robaron todo el dinero, una suma que fue estimada en 20 mil pesos. Junto con este episodio, la policía investiga un intento de incendio que se había registrado días atrás en la puerta principal del edificio. Se presume que se habría tratado de una maniobra de los delincuentes, quienes supuestamente buscaban saber si el lugar contaba con un sistema de alarmas.

Asimismo, los efectivos pudieron verificar que la puerta de vidrio presentaba huellas de violencia en la zona de las bisagras. Por último, los investigadores indicaron que, en las jornadas previas al ilícito, varios obreros realizaron refacciones en las inmediaciones de la distribuidora. En base a este hecho, los uniformados sospechan que alguno de los trabajadores pueden haber estado relacionados con el robo, ya que conocían el movimiento interno del edificio.