justicia

Juicio por abuso de una niña Wichi: se fugó uno de los acusados

No se presentó a declarar en la primera audiencia. Los padres de la menor tampoco asistieron porque no lograron trasladarse hasta la ciudad de Tartagal
jueves, 21 de febrero de 2019 · 09:50

SALTA (Redacción) - El debate seguido en contra de seis hombres mayores y tres menores por el abuso sexual en perjuicio de una niña de etnia Wichi en Alto La Sierra, comenzó con un contratiempo: uno de los imputados, menor de edad, no se presentó y por ende fue declarado en rebeldía.

Desde la Asesoría de Menores e incapaces se solicitó que la audiencia se realice sin público presente y restricciones respecto a la difusión de imágenes, a lo que adhirió el fiscal, Pablo Cabot. El Tribunal colegiado no hizo lugar a la solicitud, pero si dispuso una serie de pautas para el desarrollo de la audiencia en relación a la protección de la intimidad de la menor, su familia y teniendo en cuenta que tres de los acusados son menores.

Los ocho imputados presentes declararon ante el Tribunal en la primera jornada. Estaba previsto que declaren los padres de la menor víctima, pero no pudieron trasladarse hasta la ciudad de Tartagal, por lo que se reprogramó su testimonio para el próximo viernes.

A lo largo del primer día de audiencia, se recibió declaración de ocho testigos, entre los que se cuentan cinco efectivos policiales que actuaron en ocasión del hecho y dos profesionales de la Salud que intervinieron oportunamente.

El testigo restante fue una intérprete de lengua Wichi que participó a lo largo de la investigación en las entrevistas, circuitos cerrados y demás ocasiones en que se requirió la traducción. La audiencia se desarrolló durante la mañana y luego de un cuarto intermedio pasado el mediodía, se reanudó hasta avanzada la tarde.

Para hoy, entre los testigos citados, se encuentran aquellos que produjeron prueba científica durante la investigación. Para el día viernes, en tanto, se espera recibir el testimonio de integrantes de la comunidad aborigen donde vive la menor, entre ellos sus propios padres.