Orán

Refuerzan la custodia para trasladar a los hermanos Castedo

Esta medida se tomó por el grado de peligrosidad con el que cuentan los imputados
lunes, 18 de febrero de 2019 · 12:59

SALTA (Redacción) – Los magistrados de la Sala I del Tribunal de Juicio de Orán ordenaron que las fuerzas de seguridad refuercen la custodia con la que contarán los hermanos Delfín y Raúl Castedo, quienes deben ser trasladados hacia el tribunal a causa de su imputación en la investigación por el supuesto homicidio calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas y encubrimiento en perjuicio de Liliana del Valle Ledesma.

De acuerdo con la resolución que emitieron los jueces Edgardo Laurenci, Raúl Fernando López y Laura Toledo Zamora, se dotará de mayores herramientas a los agentes del Servicio Penitenciario Federal, precisamente a los efectivos del Complejo Penitenciario Federal III (NOA) de General Güemes, para que intensifiquen los controles en el trayecto que los hermanos Castedo deberán realizar desde la Unidad Penal hasta la localidad de Orán el próximo lunes 25 de febrero.

Asimismo, los magistrados indicaron que esta medida fue tomada debido a que advirtieron acerca del grado de peligrosidad y perfil criminológico con el que cuentan ambos, en vistas de brindar una adecuada protección a la audiencia de imputación. En ese marco, también estarán presentes el resto de los acusados por los delitos de homicidio calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas y encubrimiento: Aníbal Ceferino Tárraga, María Gabriela Aparicio, Lino Ademar, Juan Norberto Moreno, Casimiro Torres, Patricia Alba Guerra, Raúl Amadeo Castedo y Delfín Reynaldo Castedo.

Por otra parte, los jueces le informaron a la fiscal penal del GAP, así como también a las partes involucradas en este proceso, que poseen un plazo de diez días para evaluar la totalidad de las actuaciones, documentos y elementos que fueron secuestrados, con el objetivo que planifiquen su interposición de recusaciones, la deducción de excepciones y el pedido nulidades en caso que consideraran pertinentes.

Los hermanos Delfín y Raúl Castedo fueron imputados por su presunto vínculo con el femicidio de Liliana del Valle Ledesma, que tuvo lugar en la localidad de Salvador Mazza en 2006. Por este caso, en 2010 se habían dictado varias condenas a otras personas relacionadas con el homicidio. Por una parte, María Gabriela Aparicio, Aníbal Tárraga, Lino Ademar Moreno y Casimiro Torres recibieron la pena de cadena perpetua, mientras que Patricia Guerra fue castigada a diez años de prisión y, finalmente, Juan Moreno a cuatro años de reclusión efectiva.