Embarcación

Rescataron a una mujer cuando era golpeada por su pareja

Mientras dos vecinos sujetaban al agresor, otra mujer llevó a la víctima hasta la comisaría. Aunque el hombre intentó alcanzarlas, terminó preso.
viernes, 01 de febrero de 2019 · 16:45

SALTA (Redacción) – Tres personas ayudaron a una mujer que estaba siendo golpeada por su pareja en plena vía pública. Una mujer tomó a la víctima y la trasladó en motocicleta hacia una comisaría cercana, mientras dos hombres retenían al agresor. Igualmente, el atacante pudo liberarse y emprendió la persecución en otra moto. Sin embargo, perdió el equilibrio del rodado a pocos metros de la comisaría y terminó detenido por el caso de violencia de género.

El episodio, según informaron fuentes policiales a ElIntra, ocurrió en inmediaciones del barrio Nuevo Plan Hogar, a la altura de la calle Letieri, en la localidad de Embarcación. En ese lugar, los testigos indicaron que un sujeto discutía con una joven, quien fue identificada como su pareja, hasta que, de repente, comenzó a darle fuertes golpes en el abdomen y rostro.

Al ver esta escena, dos vecinos se acercaron e intervinieron para impedir que el sujeto continuara agrediendo a la muchacha. Cuando pudieron separarla del agresor, la mujer corrió en dirección a una de sus vecinas, Cintia López, de 27 años, quien se encontraba trasladando a su pequeña hija en una motocicleta.

Al ver el vehículo, la víctima le pidió que la llevara hacia la comisaría más cercana, por lo que López inmediatamente le permitió ascender al rodado y partieron hacia el destacamento del barrio Nuevo Progreso, ubicado a pocas cuadras del lugar. Sin embargo, el atacante logró soltarse y se subió a una motocicleta para intentar alcanzar a su pareja.

A las pocas cuadras, el sujeto se acercó y tomó del vestido a la damnificada, a fin de obligar que la conductora detuviera la marcha del vehículo. Ante esta situación, López realizó una maniobra sorpresiva, por medio de la que impidió que el agresor lograra desestabilizarla e, incluso, provocó la caída del hombre a metros de la comisaría. Rápidamente, ambas mujeres pidieron auxilio a gritos, por lo que los uniformados salieron a la calle y detuvieron al agresor, quien todavía permanece encarcelado.