Salvador Mazza

Una familia sufrió un violento asalto

Cuatro sujetos, con armas de fuego y cuchillos, irrumpieron en una casa y golpearon a los propietarios, incluso a una pareja de abuelos
domingo, 27 de enero de 2019 · 07:48

SALTA (Redacción) – Un grupo de delincuentes armados ingresaron a una vivienda de la localidad de Salvador Mazza, donde agredieron a los moradores, los golpearon y se llevaron una suma cercana a los 16 mil pesos. Los investigadores creen que los malvivientes conocían los movimientos de la familia, ya que buena parte del dinero que fue sustraído había sido cobrado recientemente.

Según lo informado por la policía a ElIntra, el robo se registró a las 4 de la mañana. Los ladrones forzaron una puerta de acceso de la casa donde reside la familia Sánchez, en el barrio Mataderos. En ese momento, de acuerdo con lo denunciado por Karen Sánchez, de 27 años, todos los habitantes del inmueble dormían.

Al despertarse, Sánchez contó que se percató de la presencia de los asaltantes, de los cuales dos estaban encapuchados y portaban armas de fuego y cuchillos, mientras que el otro par actuó a cara descubierta. Al verla, los delincuentes quisieron convencerla a los gritos que eran policías que estaban realizando de un procedimiento. Sin embargo, la familia no creyó en las palabras de los intrusos.

Al ver que su estrategia no tuvo buenos resultados, los ladrones redujeron a Sánchez, a quien amenazaron con golpear a su abuela si les no entrega dinero. Ante ello, la joven rápidamente les dio una suma de seis mil pesos. Posteriormente, los malvivientes hicieron lo mismo con su hermana, a quien le robaron otros seis mil pesos. Estos montos, según expusieron las víctimas, correspondían al cobro de la Asignación Universal por Hijo, que llamativamente habían efectuado esa misma jornada.

Con el dinero en su poder, los asaltantes se dirigieron a otro sector de la casa, donde dormían los abuelos de las mujeres, a quienes les exigieron más plata. Ante la negativa de los adultos mayores, los criminales comenzaron a golpearlos, así como también al resto de las personas que intentaron defenderlos. A causa de las agresiones, les dieron cuatro mil pesos más y, antes de dejar la vivienda, los delincuentes amenazaron a la familia para que no hagan la denuncia y se dieron a la fuga.

En su testimonio, Sánchez aportó datos relacionados a la identidad de los malvivientes, quienes al parecer residen en el barrio Ferroviario.En tanto, la policía considera que estos sujetos sabían de antemano acerca del cobro del subsidio, motivo por el que llevaron adelante el robo.