Salta

Fingían ser polícias para realizar asaltos

Los malvivientes asaltaron a una pareja que paseaba por el río Wierna
domingo, 09 de diciembre de 2018 · 12:29

SALTA (Redacción) – Un grupo de individuos que se hacían pasar por policías asaltaron a dos jóvenes en cercanías del puente sobre el río Wierna. Los malvivientes intentaron revisar las pertenencias de las víctimas y, ante la negativa de los mismos, revelaron sus verdaderas intenciones y procedieron al robo. Los investigadores consideran que los ladrones serían residentes de esta zona de la ciudad de Salta.

Según lo informado por la policía a ElIntra, los jóvenes de 19 y 20 años realizaban un paseo matutino por un camino alternativo que corre a la vera del río Wierna, a pocos metros del puente. Repentinamente, las víctimas se cruzaron una grupo de personas, quienes los interceptaron de forma, cuanto menos, llamativa. "Somos policías, tenemos que revisar sus cosas", solicitaron ante los desprevenidos caminantes.

Inmediatamente, les reclamaron la entrega de sus mochilas, pero ambos se negaron al requisito. Esto provocó el malestar de los malhechores, quienes revelaron sus verdaderas intenciones y, armados con palos y garrotes, les ordenaron que les den sus pertenencias o, de persistir la resistencia, amenazaron con golpearlos. En este contexto fue que los jóvenes permitieron el saqueo.

Además de las mochiles, los delincuentes se llevaron las zapatillas del muchacho, quienes también fue maniatado. Antes de escaparse por el predio, los criminales los intimidaron para que radiquen la denuncia del hecho ante la policía. Después que el joven fuera desatado, ambos caminaron hacia la ruta para buscar ayuda y, posteriormente, pudieron comunicarse con sus familiares para alertarlos sobre el episodio. 

En la comisaría, las víctimas indicaron que sufrieron el robo de sus teléfonos celulares, prendas de vestir y otras pertenencias. A su vez, comentaron que un individuo que estaba dentro de su vehículo fue testigo del asalto, pero que no hizo nada por impedirlo. Los investigadores sospechan que los ladrones serían de la zona y que siempre suelen merodear el río y sus alrededores en busca de víctimas.