Tartagal

Motochorros se llevaron 12 mil pesos en un asalto

La víctima, que intentó resistirse al robo, fue arrojada al piso y golpeada por los delincuentes
jueves, 06 de diciembre de 2018 · 17:38

SALTA (Redacción) – Dos motochorros le quitaron un bolso a una mujer en la localidad de Tartagal. Para perpetrar el ilícito, los malvivientes abordaron a la víctima, que se movilizaba en un ciclomotor, la arrojaron al piso y la golpearon hasta que cesó en su resistencia. A pesar de la gravedad de este episodio, la policía no ha podido hallar a los delincuentes y no cuentan con testigos que puedan confirmar las identidades de los prófugos.

Según lo informado por la policía a ElIntra, el hecho tuvo lugar, en horas de la medianoche, en la intersección de las calles 24 de Septiembre y Rofini. En ese momento, Ángela Guaynde, de 54 años, regresaba en motocicleta a vivienda. Repentinamente, dos hombres que circulaban en una moto de mayor cilindrada le cerraron el paso y, de manera violenta, comenzaron a exigirle la entrega de su mochila.

A pesar de encontrarse sola en medio de la noche, Guaynde intentó resistirse al asalto, ya que portaba una importante suma de dinero entre sus pertenencias. Como era de esperarse, esta actitud provocó el enojo de los ladrones, quienes la arrojaron a la calle y la golpearon hasta que uno de ellos, que estaba armado con un cuchillo, consiguió cortar una de las tiras del bolso y se apoderó del mismo.

Rápidamente, los motochorros regresaron a su rodado y se dieron a la fuga. En ese momento, varios de los vecinos de la cuadras comenzaron a salir a la calle por los gritos de la mujer, a quien le brindaron asistencia inmediatamente. Minutos después, móviles de la Policía de la Provincia y los servicios de salud arribaron a la zona. Allí constaron que la víctima no había sufrido cuchilladas, aunque evidenciaron que tenía graves heridas por los golpes.

En su declaración a las fuerzas de seguridad, Guaynde reveló que en el interior del bolso robado llevaba una suma de doce mil pesos. Parte de ese momento correspondía a dinero personal, mientras que el resto, aproximadamente cuatro mil pesos, constituía en la recaudación de un bono contribución organizado por la Iglesia Columna Invaluarte de la Verdad. En tanto, la policía aún no ha podido dar con los malvivientes.