Salta

Insólito: se robaron un enorme cartel publicitario de un comercio

Tiene una dimensión de siete metros de largo por tres de ancho, y estaba en la parte superior del local. La estructura de hierro está valuada en $ 30.000
sábado, 29 de diciembre de 2018 · 19:36

SALTA (Redacción) - La denuncia fue radicada por un abogado, propietario del inmueble de donde desapareció el cartel publicitario, el cual se hallaba fuertemente asegurado a la fachada del local comercial, que se encuentra actualmente desocupado.

En su denuncia, según lo informado por la policía a este medio, el letrado, identificado como Juan Pablo Rechiuto, sostuvo que el 14 de diciembre pasó por la propiedad donde se hallaba el cartel, en un local comercia de su propiedad, ahora desocupado, ubicado en calle Alvarado al 800.

El abogado contó que a los dos días de su primera visita al local, regresó y cuando estaba por ingresar se dio con la inesperada novedad de que el cartel había desaparecido. Detalló que el mismo tiene siete metros de largo por tres de ancho, por lo que se mostró sorprendido por la audacia de los ladrones y también por el despliegue realizado.

Dada las dimensiones del cartel, la policía cree que los delincuentes tienen que haber sido más de cuatro sujetos, como así también contaron con el apoyo de un vehículo de porte, con suficiente resistencia para poder cargar el botín robado.

Al revisar la fachada de donde fue robado el cartel, los policías pudieron establecer que los ladrones forzaron los tornillos que aseguraban el cartel al edificio, siendo el mismo motivo de una publicidad de telefonía celular.

A partir de la denuncia, la policía trabaja ahora en busca de pistas de los ladrones, quienes, al parecer, se habrían presentado en el lugar con uniformes de obreros para no despertar las sospechas de los vecinos, quienes ahora son interrogados respecto al ilícito.

Todo indica que el motivo del robo giraría en torno a la estructura de hierro que sostenía el cartel publicitario, la cual esta valuada en una suma de más de 30 mil pesos, siendo este el verdadero botín que buscaban los delincuentes.