Salta

Robaron casi medio millón de pesos de la casa de una prestamista

Los ladrones sorprendieron al marido en el garaje, donde lo redujeron y maniataron
lunes, 10 de diciembre de 2018 · 18:30

SALTA (Redacción) – Tres delincuentes protagonizaron un violento asalto que terminó con el robo de 450 pesos de la casa de una prestamista en la ciudad de Salta. Los sujetos redujeron al esposo de la víctima, ingresaron a la vivienda, lo maltrataron y lo amenazaron para que les confesara dónde se encontraba el efectivo. Los investigadores consideran que los malvivientes habían planificado el ilícito.

Según lo informado por la policía a ElIntra, la víctima de este ataque fue identificada como Néstor Liendro, de 78 años. De acuerdo a su testimonio, cerca de las 21.30hs, Liendro se disponía a salir de su vivienda de la calle Chacabuco al 700 en su automóvil. Sin embargo, debió regresar al interior de su morada porque se había olvidado su su teléfono celular. Cumplido con el trámite, quiso subirse al auto, pero fue abordado por un individuo encapuchado.

En plena vía pública, el sujeto redujo a Liendro y lo llevó nuevamente hasta su casa. En ese momento, el agresor se comunicó con dos cómplices, quienes rápidamente concurrieron al lugar. Una vez allí, ataron al anciano a una silla y comenzaron a interrogarlo acerca del dinero. Ante ello, sólo les respondió que no sabía dónde estaba la plata e, incluso, les ofreció que se llevaran su billetera, en la que portaba 600 pesos.

La falta de respuestas produjo el malestar en los delincuentes, quienes le cubrieron el rostro, lo arrojaron al piso y le pusieron un arma de fuego en la cabeza para que les revelara el paradero del dinero. Aún así, Liendro no les brindó ningún tipo de información. A causa de ello, llamaron a otro cómplice y revolvieron toda la casa hasta que encontraron la suma de 450 mil pesos, que estaba oculta y repartida en varias cajas.

Antes de dejar la propiedad, los malvivientes amordazaron a Liendro y se dieron a la fuga. Minutos después, cuando puedo librarse de sus ataduras, el hombre llamó inmediatamente a la policía. En su testimonio, expuso que la plata pertenecía a su mujer, quien realiza préstamos a distintas personas. En tanto, los investigadores creen que asalto no fue el azar, sino que se trató de una maniobra planeada de antemano.