violencia

Mataron a un joven en barrio Gauchito Gil

Apareció tendido en la plaza principal del barrio con una puñalada en el pecho. Hay cuatro demorados
lunes, 10 de diciembre de 2018 · 09:16

SALTA (Redacción) – La violencia continúa ganando terreno en la provincia. Anoche, pasadas las 21 horas, un llamado al Sistema de Emergencias 911 alertó sobre la presencia de un cuerpo tendido en el suelo en inmediaciones de la plaza principal del barrio Gauchito Gil, en la zona este de la ciudad de Salta.

Al llegar los efectivos al lugar constataron lo denunciado. Se trataba de un joven de 21 años que tenía una puñalada en zona del tórax. De inmediato se pide la presencia del Samec, quienes al llegar encuentran leves signos de vida. Lo cargaron a la ambulancia, pero lamentablemente antes de llegar al hospital San Bernardo falleció.

Tras lo ocurrido personal policial desarrolló una investigación, y hasta el momento se puede informar que cuatro personas se encuentran demoradas. Se trata de un hombre de 42, otro de 36, uno de 19 y un menor de 17 años. Todos fueron trasladados a la Fiscalía y aguardan la intervención de un Fiscal para prestar declaración.

Hasta el momento se desconocen los motivos de la muerte. Algunos vecinos sostienen que la víctima, junto a los demorados, se encontraban ingiriendo alcohol en la zona mientras se desarrollaba el partido entre River Plate y Boca Juniors. Sin embargo, otros testimonios hablan de un enfrentamiento entre jóvenes que integran grupos antagónicos.

Problemas en un partido de fútbol

Por otra parte, efectivos de la Policía de la Provincia con asiento en Orán, debieron intervenir en un conflicto originado mientras se desarrollaba un partido de fútbol en la cancha de Deportivo El Tabacal. Allí las hinchadas se cruzaron y ocasionaron graves disturbios, generando daños materiales, y lesionados, entre ellos dos efectivos.

Lo llamativo fue que la pelea en las tribunas se originó luego que dos jugadores de Deportivo Tabacal y Atlético Independiente fueran expulsados e intentaran golpear al árbitro del partido. A raíz de los incidentes que iniciaron los jugadores, el desorden se trasladó a los simpatizantes que se encontraban en la tribuna visitante e intentaron invadir el campo, arrojando todo tipo de elementos contundentes en contra del personal policial que impedía que los mismos ingresen para agredir a la terna arbitral.