Salta

Robaron dinero y joyas en casa del barrio Santa Ana I

Los ladrones también se llevaron alimentos que estaban en la heladera
miércoles, 10 de octubre de 2018 · 17:40

SALTA (Redacción) – Delincuentes ingresaron a una vivienda del barrio Santa Ana I de la ciudad de Salta, donde sustrajeron una importante suma de dinero y joyas de oro. Además, se llevaron alimentos de la heladera. Los culpables aún no fueron identificados

Según lo informado por la policía a ElIntra, el ilícito tuvo lugar el pasado domingo 30 de septiembre pasado, entre las 13 y las 16 horas, momento en que la casa había quedado deshabitada. En su testimonio, Mauricio Giacom Solaligue contó que, al regresar a su domicilio, encontró que todo estaba dado vueltas.

En su relato, el damnificado contó que, al revisar sus pertenencias, se percató del robo de tres cadenas y cinco medallas de oro, como así también de diez mil pesos, entre otros bienes de valor. Además, advirtió que los malvivientes también habían sustraído varios comestibles y bebidas que tenía en la heladera.

En la reconstrucción de los hechos, los agentes de policía estipularon que, para irrumpir en el inmueble, los ladrones treparon una tapia del fondo, que mide aproximadamente dos metros de altura. Luego, rompieron una ventana y, así, pudieron acceder. Una vez reunido el botín, se escaparon desde una ventana que da a la calle. Llamativamente, en la vereda, el propietario encontró una gorra que pertenecería a uno de los delincuentes, mientras que en el patio delantero se halló un cuchillo que presuntamente tomaron de la cocina.

Hasta el momento, la policía ha llevado adelante las pericias de rigor en busca de huellas y otras pistas. Asimismo, se realizaron pesquisas entre los vecinos, a fin de poder establecer si vieron a personas extrañas en los alrededores. A pesar que Giacom Solaligue no apuntó a posibles sospechosos, la fuerza de seguridad no descarta que los delincuentes hayan actuado a sabiendas de que en la vivienda había joyas de oro y dinero. Incluso, sospechan de la participación de un cómplice, que pertenecería al entorno del damnificado.