Muerte en la vía pública

La esposa del militante Kolina sostiene que los culpables de la muerte son los policías

Además, remarcó que se sintieron humillados por los efectivos que los abordaron
jueves, 10 de agosto de 2017 · 18:04

SALTA (Redacción) – El miércoles por la madrugada falleció Sergio Flores, un militante del partido Kolina, mientras acompañaba a su esposa a realizar pegatinas. El hombre se descompuso luego de discutir con la policía. Desde ElIntra.com.ar pudimos hablar en exclusiva con la mujer Gloria Flores, quien remarcó que en todo momento se sintieron humillados por los efectivos policiales, por ello sostiene que los culpables de la muerte son los policías. 

La esposa comentó que más allá del mal momento que están pasando iba a contar lo que realmente sucedió esa noche. Comenzó el relato explicando que “en realidad, salí con mi marido por calle Bolívar y Rivadavia, donde vivo. Caminamos tres cuadras hasta General Güemes, y entre esa calle y Belgrano, sobre Bolívar sí pegamos unos folletos en los postes. Ahí fue donde vemos que se nos para un patrullero y bajan los efectivos policiales. Pero no baja uno solo sino que bajan cuatro de una forma que nosotros quedamos impactados con mi marido”.

Continuó el relato señalando que “Bajaron cuatro policías, lo tomé como un abuso de autoridad por la manera que habían bajado. La violencia con mando, de la forma en que nos increparon y nos empezaron a decir: ¿Saben ustedes que está prohibido hacer pegatinas en postes?, y nosotros con respeto le contentamos: - “La verdad que no sabíamos, le pedimos disculpas, ya nos retiramos”. Entonces no se conformaron con eso, le pidieron documentación a mi marido, le hicieron preguntas, nombre, apellido, domicilio, número de documento, dónde vivíamos y a qué partido político pertenecíamos”. 

Además, agregó que “inclusive les dijimos: somos dos personas mayores, no estamos haciendo nada malo, somos adultos, no somos delincuentes’ con la manera en que nos increpan los efectivos. Bajaron y nos rodearon,  mi marido aun así sacó su carnet de discapacidad y le dijo ‘mira hermano, somos discapacitados, la estoy acompañando a mi esposa, no somos pegatineros, no estamos haciendo la función de pegatineros, simplemente militando’, porque somos verdaderos militantes, honestos, de ley”. Seguidamente, enfatizó “mi marido, aun presentando su carnet de discapacidad, no nos respetaron, siguieron hostigándome a mí, preguntándome nombre, apellido, número de documento, domicilio, a qué partido, sacaron fotografías de la lista de donde estábamos haciendo la pegatina, no pegatina, fue poco  lo que hicimos en el trayecto de tres cuadras, ¿qué hicimos? 15, 20 folletos nada más”.

Asimismo, la mujer confirmó que “mi esposo al ver tanta impotencia provocó a la policía, este hizo que se cayera, y en lo que quedó ahí yo pedía a gritos que por favor lo reanimen, no estuvieron preparados y no lo reanimaron. Cuando estaba en el suelo lo agarré,  pedía a los gritos por favor que lo reanimen, que hagan el servicio que correspondía y nada. Él seguía respirando, llamaron ellos a la ambulancia”.  En este sentido Flores comentó que “tengo entendido que cuando una persona deja de respirar tiene un lapso de, creo que de media hora en la que él irriga la sangre al cerebro, y tenían tiempo para reanimarlo a mi marido, pero no tuvo la asistencia correspondiente”. 

“Él no era un simple pegatinero, no estábamos pagados, simplemente estaba apoyándome a mí, porque en realidad no teníamos suficientes medios para pagar pegatineros. Fue una política militante, que lo hacíamos con todo el respeto, y el dolor más grande que ha sentido, humillado, porque al ser dos personas mayores, 59 años mi marido, yo 58. Esa humillación que tuvimos de la policía al vernos de que lo trataron de esa manera. Hoy a mi marido no lo tengo, porque si la policía no hubiese actuado de esa manera, hoy lo tengo vivo”. 

Finalmente, Flores remarcó que para ella esos policías son los principales responsables del fallecimiento de su marido.

Galería de fotos

Cargando más noticias
Cargar mas noticias