Vaticano

El papa Francisco saludó la "contribución irremplazable" de las mujeres

El Sumo Pontífice publicó un sentido tuit por el Día Internacional de la Mujer
sábado, 09 de marzo de 2019 · 13:04

Salta (Redacción)- Con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebró en todo el mundo este viernes 8 de marzo, el papa Francisco saludó a través de las redes sociales la "contribución irreemplazable de las mujeres en la construcción de un mundo que pueda ser un hogar para todos",

"La mujer es quien hace hermoso al mundo, quien lo protege y lo mantiene vivo. Trae consigo la gracia de la renovación, el abrazo de la inclusión, el coraje de dar uno mismo", manifestó además el Sumo Pontífice durante una multitudinaria audiencia en el Vaticano. Así informó el diario nacional El Intransigente. 

"La paz es mujer, nace y renace de la ternura de las madres. Así el sueño de la paz se hace realidad mirando a las mujeres", destacó el Obispo de Roma frente a una delegación de una de las mayores organizaciones judías estadounidenses, The American Jewish Committee (AJC).

Por último el Santo Padre remarcó especialmente que "si nos importa el futuro, si soñamos con un futuro de paz, debemos dar espacio a las mujeres".

Por otro lado, Francisco también había hecho en las últimas horas una profunda reflexión en la misa de la Casa de Santa Marta. "Un corazón que pierde la orientación, un corazón sin brújula es un peligro público: es un peligro para la persona y para los otros. Y un corazón toma este camino equivocado cuando no escucha, cuando se deja arrastrar, llevar por los dioses, cuando se vuelve idólatra", afirmó.

En el oficio religioso, Jorge Bergoglio también advirtió sobre los "fuegos artificiales" que nos llaman, "los dioses falsos" que llaman hacia una idolatría. "El bienestar, también el bienestar espiritual tiene este peligro. El peligro de caer en una cierta amnesia, una falta de memoria: estoy bien así y me olvido de lo que hizo el Señor en mi vida, de todas las gracias que nos dio y creo que es mérito mío y avanzo así. Y allí el corazón comienza a retroceder, porque no escucha la voz de su corazón: la memoria", concluyó.