DINAMRCA

Respirarán aire completamente puro y todo gracias a la bici

Más de la mitad de los ciudadanos que usan la bicicleta lo hacen porque es la forma más rápida y fácil de moverse por la ciudad
lunes, 11 de marzo de 2019 · 07:11

SALTA (Redacción) - Una crisis abrió una puerta hacia una vida mejor, en Copenhague la conocida crisis del petróleo de 1979 hizo que los habitantes de esa ciudad optaran por movilizarse en bicicletas y ese cambio de mentalidad se fue trasladando año tras año y tal es así que en 2017, en el centro de Copenhague, circularon en promedio 250 mil coches y 260 mil bicicletas. Gracias al uso de la bicicleta, se espera que la capital de Dinamarca, a partir de 2025, se convierta en una ciudad con el aire completamente limpio. La meta, efectivamente, se pretende alcanzar con un hábito no contaminante y saludable como el andar en bicicleta.

Resultado de imagen para copenhague bicicletas

Según consigna El Intransigente, la entonces crisis del petróleo llevó a la calle a más ciclistas, que han pedido desde entonces más espacio y más seguridad. En 2017, en el centro de Copenhague, circularon en promedio 250 mil coches y 260 mil bicicletas. Pero al avance al respecto no es suficiente.

Y precisamente para contribuir al objetivo de emisiones cero para 2025, "en seis años queremos aumentar del 43% al 50% los desplazamientos de casa al trabajo en bicicleta, y reducir de un 31 a un 25% los viajes en automóvil", declaró Marie Kstrup, directora del programa de movilidad de Copenhague.

Aunque el título de capital con emisiones cero es prestigioso, Kstrup sostuvo, no obstante, que los ciudadanos de la ciudad danesa no viajan en bicicleta para salvar al mundo, sino porque décadas de políticas en ese sentido hicieron que la gente la considerara como la opción "más conveniente, fácil y segura para desplazarse".

De hecho, más de la mitad de los ciudadanos que usan la bicicleta lo hacen porque es la forma más rápida y fácil de moverse por la ciudad, mientras el 40% la toma como ejercicio, y otro 27% porque es barato. Sólo el 7% piensa en el impacto ambiental, según revelaron cifras oficiales. Para Kstrup, la clave del modelo es "pensar en usar el La bicicleta como medio y no como fin", es decir, como el modo de moverse más natural y, sobre todo, más seguro. Y precisamente invirtiendo en este aspecto, con carriles para bicicletas, atención particular a los cruces y mantenimiento de las calles, llegaron los resultados.

Además, desde 2006 hasta este año, accidentes graves en bicicletas se han mantenido estables, alrededor de un centenar al año, pero los kilómetros recorridos en dos ruedas han aumentado un 23%.

Gracias a estas características, la capital danesa, junto con Amsterdam y Munich, fue seleccionada como ciudad mentora en un proyecto financiado por la UE para ayudar a otros 10 grandes centros, incluidos Turín y Roma, para fomentar el uso de la bicicleta en la ciudad.

Para comenzar en ciudades grandes y complejas, conviene hacer un análisis demográfico, según Kstrup, y localizar cada parte de la ciudad, por ejemplo, los barrios universitarios, que son más dinámicos, y comenzar ahí a construir infraestructuras para bicicletas. Las políticas de movilidad "siempre requieren muchas diferentes intervenciones", añadió Kstrup. 

Resultado de imagen para copenhague aire puro