Frontera

La política de “Permanecer en México” será ampliada

Hay planes para expandir dramáticamente un proyecto de inmigración de la Administración Trump
viernes, 01 de marzo de 2019 · 20:45

Salta (Redacción)- El Protocolo de Protección Migratoria, también conocido como “Permanecer en México”, entró en vigor como un proyecto piloto en la frontera de Tijuana-San Diego en diciembre para disuadir a los migrantes centroamericanos de regresar a México en espera del resultado de sus peticiones legales, un proceso que puede tomar meses o años.

Ahora se espera que esta medida se extienda muy pronto en otras partes de California, Arizona, Nuevo México y Texas. Es un cambio radical en la forma en que funciona actualmente el sistema de asilo, dicen los críticos. Bajo el sistema actual, a los solicitantes de asilo que reciben la aprobación inicial en la frontera se les permite permanecer en EE. UU. hasta que sus casos se abran camino a través de los tribunales de inmigración de la nación.

"Si la Administración Trump tiene éxito en la aplicación de Permanecer en México, esta será la política fronteriza más sísmica jamás implementada", según Shaw Drake, asesor de políticas del Grupo de Derechos Fronterizos en El Paso.

El presidente Donald Trump ha declarado una emergencia nacional a lo largo de la frontera mexicana, manifestando que esta región –considerada durante mucho tiempo como una de las más seguras de Estados Unidos– es invadida por criminales, drogas y migrantes indocumentados. "La única crisis en la frontera es la crisis humanitaria que Trump creó", asegura Shaw.

Las trabas para llegar a EE. UU., lleva a muchos migrantes a intentar cruzar la frontera en zonas remotas y peligrosas, a menudo con la ayuda de contrabandistas.

Este último movimiento de Trump pondrá a prueba la relación de Estados Unidos con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, que hasta ahora ha logrado evitar una confrontación con el “vecino del norte” en el tema de la migración. Pero, si México se llena de centroamericanos en un limbo, podría estallar un grave problema social y económico para el gobierno mexicano.