chile

Una pareja de abuelos decidió terminar con su vida

'Dentro de todo estamos tranquilos de que están juntos. Ninguno de los dos tuvo que pasar la pérdida del otro' dijo una de las nietas de la pareja
miércoles, 06 de febrero de 2019 · 11:36

SALTA (Redacción) - Una pareja de abuelos chilenos decidió terminar con su vida en un mutuo acuerdo. José Aedo tenía 94 años y Blanca Sáez 86, pese a su avanzada edad, eran independientes y no representaban un problema para su familia pero ellos de alguna forma debieron sentir que eran una carga. Este último martes una de sus nietas halló el cuerpo de los ancianos en la casa de ellos. José mató de un disparo a su esposa, escribió una nota y luego se quitó la vida.

Según consigna El Intransigente, si bien, hasta ahora las razones estaban siendo investigadas, fue una carta escrita por Aedo la que entregó mayores detalles de lo ocurrido. Se pudo conocer que el papel fue encontrado por detectives de la Brigada de Homicidios, junto a los cuerpos de las víctimas cuando estaban haciendo las pericias de rutina.

"Yo, José Eduardo Aedo, maté a Blanca Sáez porque el ánimo muy malo y enseguida me mato yo". Esas fueron las palabras que usó el hombre para explicar el macabro acontecimiento.

“Toda la gente está impactada, toda la población por la muerte de ambos, porque no lo esperábamos. Ni siquiera lo podríamos haber imaginado. Era una pareja de tantos años, tienen hijos y nietos ya adultos”, dijo una vecina que los conocía de años.

La pareja de ancianos llegó a procrear cuatro hijos y siete nietos. Una de sus nietas, quien encontró los dos cadáveres tendidos en el suelo de la casa de ambos, mencionó que sus abuelos se amaban mucho y decían que siempre estarían juntos.

"No estaban abandonados. Son 60 años de matrimonio, que vivieron juntos y felices. Es una historia de amor donde nunca los viste pelear o tratarse mal entre ellos. (...) Ellos ya estaban cansados y esta es una decisión que lamentablemente nadie pudo predecir que iba a pasar. Me deja tranquila que están los dos juntos", aseguró eCatherine Aedo, nieta de José y Blanca.

Y recalcó: "Les escuchabas decir que si algo le pasaba al otro, el otro no seguía porque tenían que estar juntos". Desde la policía se confirmó además que no existen antecedentes de violencia intrafamiliar en el matrimonio.

Eduardo Aros, comisario de la Policía de Investigaciones (PDI), indicó a la Policía que el arma que se encontró en el lugar de los hechos estaba legalmente inscrita a nombre de la esposa.

Según los vecinos y los familiares, no hay antecedentes de violencia familiar entre ambos.  Todos los testimonios indican que llevaban una vida tranquila y armoniosa.