Venezuela

Guaidó y un nuevo desafío para Maduro

Se trata de un proyecto de ayuda comunitaria que será discutida en el Congreso con mayoría opositora
martes, 05 de febrero de 2019 · 17:04

Salta (Redacción)- El líder opositor Juan Guaidó, arropado por unos 40 países que lo reconocen como presidente interino de Venezuela, redobló hoy su presión por el ingreso de ayuda humanitaria, desafiando al cuestionado mandatario Nicolás Maduro, que la considera el inicio de una intervención militar de Estados Unidos. Encabezado por Guaidó, el Congreso de mayoría opositora debatía este martes sobre el proceso de acopio de medicinas y alimentos en la vecina Colombia, para luego intentar hacerlos llegar y distribuirlos en Venezuela.

"Aquí en Venezuela no va a entrar nadie, ni un soldado invasor", sentenció por su parte el Presidente socialista, quien cuenta entre sus aliados a Rusia, China, Turquía e Irán. El diputado Miguel Pizarro, jefe de la comisión parlamentaria sobre la ayuda, admitió que el dilema está en "la entrada", para lo cual se creará una red de instituciones -como la Iglesia católica- y de personal médico. Así informó el diario nacional El Intransigente

"Quieren decirle al mundo entero que la ayuda humanitaria es el solapamiento para que metamos en una caja a un marine doblado para que después tome el poder por las armas, eso no es lo que está planteado (...) se trata de salvar vidas", aseguró el legislador. La ayuda humanitaria es el nuevo reto de Guaidó tras ser reconocido el lunes como Presidente encargado por una veintena de países europeos, luego de expirar un ultimátum dado a Maduro para que convocara "elecciones libres".

Estados Unidos, que no descarta una acción armada en Venezuela, ofreció una ayuda inicial de 20 millones de dólares, Canadá 40 millones y la Unión Europea aprobó este martes 7,5 millones. Todo una "limosna", según Maduro. Cabe recordar que Guaidó, también jefe parlamentario, convocó el sábado último a una movilización el 12 de febrero y a otra en fecha por definir para exigir a los militares, principal sostén de Maduro, que dejen entrar los cargamentos, que también serán enviados por el fronterizo Brasil y una isla caribeña.

"Hay entre 250.000 y 300.000 venezolanos en riesgo de morir. El primer aporte es para esa población más vulnerable", aseguró Guaidó, quien admitió que la primera ayuda solo alcanzará para un mes y para cinco hospitales. El político de 35 años denunció que militares tendrán la orden oficial de no dejar entrar la ayuda o de robarla para distribuirla en programas del Gobierno. "No crucen esa línea roja", advirtió Pizarro al alto mando y a los soldados.
 
Venezuela vive este conflicto político en medio de la peor crisis económica de su historia moderna, que provocó el éxodo de unos 2,3 millones de personas desde 2015, según la ONU. Los venezolanos sufren los rigores de una escasez de medicamentos que ronda un 85 por ciento, y miles de enfermos con afecciones crónicas, tienen dificultades para acceder a sus tratamientos, según ONG's y grupos humanitarios críticos del Gobierno chavista. 

"Debemos hacer a un lado la afinidad política y recibir esa ayuda que tanta falta nos hace, que tantas vidas puede salvar y alimentar", dijo a AFP Carla López, una diabética de 34 años que ha estado hospitalizada varias veces por úlceras en los pies. Mientras tanto, la representación de Guaidó en Estados Unidos anunció una conferencia internacional sobre ayuda humanitaria a Venezuela el 14 de febrero en la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington.