VATICANO

Francisco sobre la Iglesia: "nunca intentará encubrir o subestimar ningún caso".

Francisco está comprometido a combatir todos los casos de abuso sexual perpetrados por miembros de la Iglesia con la “máxima seriedad”
domingo, 24 de febrero de 2019 · 09:33

SALTA (Redacción) - Este domingo se llevó a cabo el cierre de la histórica cumbre contra la pederastia y el papa Francisco sostuvo que la Iglesia "no se cansará de hacer todo lo necesario para llevar ante la justicia a cualquiera que haya cometido" abusos y que "nunca intentará encubrir o subestimar ningún caso". Francisco explicó que las estadísticas que realizan las instituciones y organismos internacionales son parciales porque numerosos abusos se cometen en el ámbito familiar y no se denuncian.

Según publicó El Intransigente, el discurso del Papa, para generar conciencia de los casos encubiertos por la Iglesia de abusos sexuales y pederastia estuvo plagado de alusiones a acontecimientos del pasado de la institución. Una de las metáforas más fuertes y contundentes fue su comparación de la “plaga” de abusos sexuales a menores con las prácticas religiosas del pasado de “ofrecer humanos” para sacrificios. A pesar de estar abocado a investigar los casos específicos de su institución, también aseguró que estas prácticas son un “problema universal y transversal que desgraciadamente se verifica en casi todas partes”, manifestó.

Francisco, al dar comienzo a la cumbre el día jueves, prometió “medidas concretas y eficaces” recurriendo a estrategias implementadas por organismos internacionales como la ONU y la Organización Mundial de la Salud para erradicar la pederastia “de la faz de la tierra”. La importancia de la cumbre, que tiene una duración de tres días, está en el asumir los problemas propios de la institución. Los miembros de la Iglesia, de todas las jerarquías episcopales, hicieron un mea culpa y reconocieron sus errores tras haber encubierto casos durante décadas.

“Quisiera reafirmar con claridad: si en la iglesia se descubre incluso un solo caso de abuso -que representa ya en sí mismo una monstruosidad-, ese caso será afrontado con la máxima seriedad", expresó el Papa Francisco, ante líderes de 114 conferencias episcopales de todo el mundo, entre ellos, cardenales, secretarios de congregaciones, obispos.

Los puntos a tener en cuenta para la lucha contra la pederastia son la absoluta seriedad, verdadera purificación, formación, reforzar directrices de las conferencias episcopales, acompañar a las personas abusadas, atención digital y combatir el turismo sexual. Esta cumbre y la toma de conciencia sobre casos de abuso demuestra un cambio de paradigma muy significativo en la forma de manejarse estas situaciones en la Iglesia Católica, demostrando, una vez más, que el Papa Francisco tiene el objetivo de cambiar las maneras de organizar y solucionar los problemas de la Iglesia Católica para amparar a más fieles.

La conferencia fue trasmitida en vivo y buena parte de los obispos presentes admitieron que es necesario establecer un código de conducta obligatorio que incluya informar a la justicia civil de cada país. La demostración de una Iglesia más abierta se demostró en la propuesta de incluir a personal especializado laico, como psicólogos y asistentes sociales para detectar los abusos.

Según la prensa especializada, este es el mayor reto que encara Francisco. En sus seis años de pontificado ha tenido muchísimas vicisitudes, algunas de ellas escandalosas como con Estados Unidos, Australia y sobre todo Chile. En esta ocasión, el Papa se enfrenta a un enemigo interno. “Tenemos que reconocer que el enemigo está dentro" de la Iglesia, admitió el cardenal Rubén Salazar.