Venezuela

"Un delito de lesa humanidad"

En Cúcuta, el presidente colombiano pide que Maduro no prohíba la entrada de ayuda
sábado, 23 de febrero de 2019 · 13:49

Salta (Redacción)- La Guardia Nacional Bolivariana (GN) disparó gases lacrimógenos y perdigones este sábado después del estallido de duros enfrentamientos entre policías y venezolanos que intentan abrir la frontera hacia Colombia para permitir la entrada de ayuda humanitaria.

Niños, ancianos y mujeres fueron blanco de la represión,con algunos heridos, en Ureña, estado de Táchira. Las imágenes dramáticas fueron difundidas en vivo y en directo por el Canal TV Venezuela, en Estados Unidos. En la localidad fronteriza de Santa Elena de Uairén, los manifestantes tomaron el aeropuerto, desarmaron a 30 soldados y los tienen como rehenes. En un video, uno de los soldados capturados en la aldea de Kamaracupay, pide  perdón y le dice a Nicolás  Maduro y a su ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino López, que no ordenen a los militares que abran fuego contra civiles. Así informó el diario nacional El Intransigente. 

El centro de operaciones de la oposición para el transporte de la ayuda humanitaria está en la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, donde muchos voluntarios durmieron toda la noche al aire libre cerca de un puente, dispuestos a cruzar en cualquier momento del día. "No tengo miedo, porque cuando te quitan el valor, te quitan la libertad. Si nos disparan, seguiremos adelante", dice uno de los voluntarios.

“Impedir la entrada de ayuda es inhumana. No permitirla es un delito de lesa humanidad”, dijo hace minutos el presidente de Colombia, Iván Duque.

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, agregó “mientras estamos aquí con la ayuda pacífica humanitaria, exhortamos a nuestros militares a que se inclinen hacia el lado bueno de la historia. Basta con la usurpación”.

En una señal de que las fuerzas de seguridad venezolanas están descontentas de que se les ordene que disparen, las autoridades de migración colombianas informaron que algunos de los miembros de la GNB desertaron de sus puestos. Un video muestra a los soldados entre una multitud con rifles de asalto y pistolas sobre sus cabezas en señal de rendición.