VATICANO

Las víctimas de pederastas exigen "tolerancia cero"

Antes de la cumbre convocada por el papa Francisco las víctimas han presentado algunas peticiones
jueves, 21 de febrero de 2019 · 11:59

SALTA (Redacción) - Este mes está siendo histórico para el vaticano, estamos en medio un hecho muy importante y es que la Iglesia está reconociendo años y años de abusos sexuales a menores. El papa Francisco indicó que lo que se espera de la Iglesia "no es sólo condenar los abusos de sus clérigos sino medidas concretas y efectivas para erradicarlos". Esto lo dijo durante su discurso al inicio del encuentro para tratar los abusos sexuales en el marco de la Iglesia en el Vaticano, mientras que las víctimas de abusos sexuales por parte del clero exigen a la Iglesia católica medidas muy concretas en materia de protección de menores.

Según consigna El Intransigente, el vaticano señaló:  "El pueblo de Dios nos mira y espera de nosotros no simples y obvias condenas, sino medidas concretas y efectivas". Ante los 190 representantes de la jerarquía eclesial reunidos para afrontar el problema, recordó que "se necesita concreción".

"Ante el flagelo del abuso sexual perpetrado por los hombres de la Iglesia contra los menores, pensé en consultarme con ustedes, patriarcas, cardenales, arzobispos, obispos, superiores religiosos y responsables, para que juntos(...) podamos escuchar el grito de los pequeños que piden justicia", comenzó Francisco su discurso. 

El pontífice indicó a los presentes que "sobre este encuentro pesa la responsabilidad pastoral y eclesial que nos obliga a discutir juntos, de manera sinodal, sincera y profunda sobre cómo enfrentar este mal que aflige a la Iglesia y la humanidad". El papa adelantó que se entregará a los participantes, entre ellos 114 representantes de las Conferencias episcopales, unas "líneas-guías" para ayudar a reflexionar y que serán "un simple punto de partida".

Además, Francisco pidió que el Espíritu Santo ayude en estos días a la Iglesia a "transformar este mal en una oportunidad para tomar conciencia y purificación", al tiempo que rogó a la Virgen María para que ilumine a la Iglesia para "intentar curar las graves heridas causadas por el escándalo de la pederastia tanto a los pequeños como a los creyentes".