Estados Unidos

Aliado de Trump podría ser encarcelado por amenazar a una jueza en sus redes sociales

'A través de jugadas legales el sicario del Estado Profundo, Robert Mueller, ha garantizado que mi juicio show sea llevado por Amy Berman Jackson'
martes, 19 de febrero de 2019 · 16:52

Salta (Redacción)-  Roger Stone, uno de los más antiguos aliados del presidente Donald Trump, que actualmente se encuentra en libertad condicional bajo fianza, en el caso de la inherencia rusa en la campaña presidencial del 2016, podría ser enviado esta semana a la cárcel. 

La razón, publicó en su cuenta de Instagram una foto de la jueza que lleva su caso, con miras telescópicas (de rifle) justo encima de su cabeza, y al lado de unos comentarios bastante ofensivos. Así informó el diario nacional El Intransigente. 

"A través de jugadas legales el sicario del Estado Profundo, Robert Mueller, ha garantizado que mi juicio show sea llevado por Amy Berman Jackson, una jueza nominada por Obama, que descartó las acusaciones sobre Benghazi contra Hillary Clinton, y encarceló a Paul Manafort, antes de que se le encontrara culpable de algo. Ayúdenme a luchar por mi vida en el Fondo para la defensa de Roger Stone", escribió Stone al lado de la foto. 

La jueza ordenó inmediatamente una audiencia para discutir "por qué la orden de contactos con la prensa ingresada en este caso y/o sus condiciones de libertad, no deben ser modificadas o revocadas por las publicaciones en su cuenta de Instagram". Entre las posibilidades con las que cuenta la juez está revocar la libertad condicional de Stone. 

La semana pasada a Stone se le había impuesto una orden que le prohibía hablar con los medios de comunicación. El aliado del presidente se encuentra en libertad condicional desde que el FBI lo arrestara en su casa de la Florida en enero. Enfrenta siete cargos en la investigación del fiscal especial, que incluyen cinco por mentir, uno por obstrucción y otro por amenazar a testigos. Su caso se relaciona directamente con los correos del partido demócrata que fueron filtrados por Wikileaks. 

Unas horas después de la publicación, Stone se disculpó en un post de Instagram y le envió una carta a la corte, en la que dice que su comportamiento fue "inapropiado".