Estados Unidos

El Congreso llega a un acuerdo preliminar para evitar cierre del Gobierno

Habrá algunas concesiones en materia de seguridad. Conocé los detalles en esta nota
martes, 12 de febrero de 2019 · 14:29

Salta (Redacción)- Los congresistas estadounidenses que negocian un acuerdo presupuestario para evitar el viernes un nuevo “cierre” de Gobierno, llegaron a un “principio de acuerdo”, con algunas concesiones en materia de seguridad que no contemplan, sin embargo, el muro largamente reclamado por el presidente, Donald Trump.

Los cuatro principales negociadores bipartidistas, que surgieron de las conversaciones el lunes por la noche, se negaron a dar detalles sobre cómo se llegó a un acuerdo. El presidente de Asignaciones del Senado Richard Shelby apenas dijo: “Conseguí un acuerdo en todo eso”, consigna El Intra América News.

Los comentarios de Shelby se produjeron  después de los de un asesor demócrata involucrado en las conversaciones sobre el financiamiento de la seguridad fronteriza, que dijo que los negociadores del lunes anterior están “muy, muy cerca” de un acuerdo y ahora están verificando si la propuesta emergente obtendría los votos que necesita para ser aprobada en la Cámara. Así informó el diario nacional El Intransigente. 

Este martes, la comisión trabajará en la redacción del acuerdo para convertirlo en una legislación real, momento en el que publicarán los detalles. El acuerdo incluye las siete medidas de créditos pendientes. La ayuda por desastre no se incluirá en el acuerdo y se manejará por separado.

Los republicanos querían evitar otro cierre gubernamental que afectara su imagen, luego del primer cierre de este año. Fue por esto que aceptaron la asignación de mucho menos dinero para el muro fronterizo que los 5.700 millones de dólares que exigía el presidente Donald Trump para construirlo, y se arreglaron por casi 1.400 millones de dólares, de acuerdo con declaraciones de los asesores legislativos.

Según lo conseguido en estas conversaciones, podrían construirse 88 kilómetros (55 millas) de nueva valla fronteriza _no muro de concreto_, pero mucho menos que los 344 kilómetros (215 millas) que la Casa Blanca exigía en diciembre. La barrera sería construida en el Valle del Río Grande, en Texas, uno de los puntos de mayor flujo de personas cruzando la frontera.