Estados Unidos

El frío extremo azota a Estados Unidos

La temperatura que soportan es varios grados menos de los que se registran habitualmente en algunas zonas de la Antártica o el monte Everest
viernes, 01 de febrero de 2019 · 13:01

SALTA (Redacción) - El centro oeste de Estados Unidos está atravesando una ola de frío extremo, de acuerdo al servicio meteorológico de Estados Unidos, durante este fin de semana soportarían temperaturas cercanas a los -30 ºC, que pueden llegar a sentirse de -50 ºC por las ráfagas heladas, ya hay miles de evacuados y más de veinte muertos. Sin embargo, la preocupación no cesó, porque del frío al calor podrían surgir más problemas.

Según consigna El Intransigente, en Illinois, las temperaturas podrían subir 80 grados en sólo unos días. En Michigan, la nieve que se derrite, la lluvia y una masa de hielo en el río Muskegon podrían provocar inundaciones. Además, a lo largo de todo el Oeste Medio, un cambio abrupto de temperatura como el que se espera, provocaría rajaduras en las rutas y las principales tuberías que transportan agua y gas.

La ola de frío polar han dejado al menos 21 muertos. Entre las víctimas, al menos nueve han fallecido en la ciudad de Chicago. Se espera que en los próximos días el vórtice polar que paralizó a muchas ciudades llegue a su fin con un rápido deshielo que, según los expertos, no tendría precedentes. Las ciudades podrían no estar preparadas para lo que sigue.

"No creo que haya habido un caso en el que hayamos visto un cambio (tan grande) en las temperaturas" en invierno, dijo Jeff Masters a la agencia de noticias The Associated Press, director de meteorología de la firma Weather Underground. "Las rachas de frío extremas en ocasiones anteriores no se han disipado a esta velocidad… Y aquí estamos dirigiéndonos hacia temperaturas primaverales”.

Este jueves, el sistema se movió hacia el este, llevando las condiciones árticas a un área que abarca desde Buffalo hasta Brooklyn. En el oeste de Nueva York, una tormenta que arrojó hasta 20 pulgadas de nieve (51 centímetros) dio paso a temperaturas bajo cero y vientos helados cortantes. En la ciudad de Nueva York, unos 200 bomberos que luchaban contra un incendio en un edificio comercial se turnaban para calentarse en los autobuses. 

Para la sección media del país, el alivio del río podría estar al alcance este fin de semana, pero el abrupto cambio traerá consigo nuevos retos. Rockford, Illinois, tuvo una temperatura récord de menos 31 grados (menos 35 grados Celsius) la mañana del jueves. Este lunes, podría encontrarse a 50 grados (10 grados Celsius). Otras áreas previamente congeladas podrían ver temperaturas de 55 grados o más.

El dramático calentamiento ofrecerá un respiro del frío ártico que canceló clases en las escuelas, cerró negocios y detuvo trenes. Pero aparecerán baches en las carreteras y muchos puentes quedarán debilitados por el ciclo de congelación y descongelación. Ese ciclo puede romper las cañerías de agua y las principales tuberías de las ciudades. Montones de vehículos quedarán con llantas dobladas y desinfladas.