estados unidos

Nace un nuevo gigante en el mundo farmacéutico global

Bristol-Myers Squibb adquirió Celgene. Una corporación compró a la otra
viernes, 04 de enero de 2019 · 10:48

BUENOS AIRES (El Intransigente) - La compañía biofarmacéutica global Bristol-Myers Squibb Co. anunció hoy la adquisición de Celgene Corp. en una transacción, entre efectivo y acciones, por alrededor de 74.000 millones de dólares, informaron fuentes locales.

Según el acuerdo, los accionistas de Celgene recibirán además un derecho de valor negociable por cada acción de Celgene. Bristol-Myers Squibb, a menudo conocido como BMS, es una compañía farmacéutica con sede en la ciudad de Nueva York.

Formada en 1989, tras la fusión de sus predecesores de Bristol-Myers y la Corporación de Squibb, esta última fundada en 1858 por Edward Robinson Squibb en Brooklyn. Celgene Corporation, por su lado, es una compañía estadounidense de biotecnología que investiga y comercializa medicamentos para el cáncer y trastornos inflamatorios. Tiene su sede en Summit, Nueva Jersey.

La transacción creará una compañía especializada en biofarmacia avanzada para satisfacer las necesidades de los pacientes con cáncer, enfermedades inflamatorias y enfermedades autoinmunes o cardiovasculares a través de medicamentos innovadores", indica Bristol-Myers Squibb en el comunicado.

Especialmente activa en la búsqueda de tratamientos contra enfermedades autoinmunes, Celgene se fortaleció en el campo de la oncología el año pasado al comprar Juno Therapeutics, especialista en tratamientos de leucemia. También está desarrollando un medicamento contra la esclerosis múltiple, Ozanimod, que espera comercializar en breve.