Estados Unidos

Donald Trump ataca a sus jefes de inteligencia: "Son extremadamente pasivos e ingenuos"

'¡Están equivocados!'
miércoles, 30 de enero de 2019 · 14:38

Salta Redacción)- Después de la audiencia del martes en la que los principales jefes de la inteligencia de EE. UU. contradijeronsustancialmente al presidente Donald Trump en el Senado, éste acudió hoy a su cuenta de Twitter para atacarlos con dureza. 

"Cuando llegué a la presidencia, ISIS estaba descontrolado en Siria y actuando con toda tranquilidad. Desde entonces hemos logrado un gran progreso, especialmente en las últimas 5 semanas. El califato será destruido pronto, algo impensable hace dos años", escribió Trump. Así informó el diario nacional El Intransigente

Sus jefes de inteligencia (el director del FBI, de la CIA y de la Agencia Nacional de Inteligencia) dijeron el martes que ISIS todavía es una amenaza real, tanto en Siria como en otros países del Medio Oriente, y en occidente, donde pueden llevar a cabo atentados terroristas. 

 "Las relaciones de Estados Unidos con Corea del Norte nunca han sido mejores. No hay pruebas (nucleares), conseguimos los restos, los secuestrados regresaron. Una oportunidad muy decente de desnuclearización", continuó el presidente. 

Dan Coats, el director de la Agencia Nacional de Inteligencia, dijo en la audiencia que no había ninguna señal de que Corea del Norte quisiera deshacerse de sus armas nucleares, pues el régimen lo ve como su única posibilidad de supervivencia. 

"La gente de la inteligencia parece extremadamente pasiva e ingenua en lo que respecta a los peligros de Irán. Están equivocados! Cuando llegué a la presidencia, Irán estaba armando problemas en todo el Medio Oriente, y más allá. Ahora son muy diferentes desde que terminé con el Acuerdo Nuclear", atacó Trump a su personal de inteligencia. 

De nuevo, los jefes de inteligencia dijeron en la audiencia del Senado que no creían que Irán esté llevando a cabo las "actividades clave" que se necesitan para producir una bomba nuclear. 

Parece que el presidente Trump se ha abierto otro frente de batalla, este con los jefes de las principales agencias encargadas de cuidar el país que él preside, y a quienes él mismo nombró.