Estados Unidos

La nueva presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU. quiere enjuiciar a Donald Trump

Avisó en una entrevista antes de posicionarse en su cargo
jueves, 03 de enero de 2019 · 17:16

Buenos Aires (El Intransigente)-  Esta tarde Nancy Pelosi será una vez más la poderosa presidente de la Cámara de Representantes, cuando el nuevo Congreso inicie sesiones al mediodía y los demócratas (dueños de la mayoría) voten por su líder. A partir de ese momento, todo cambiará para el presidente de los Estados Unidos, que durante los dos pasados años tuvo las mayorías en Senado y Cámara. 

En una entrevista que concedió a la cadena NBC, le preguntaron a la nueva presidenta de la Cámara si el fiscal especial debía seguir las guías del Departamento de Justicia de no enjuiciar a un presidente en ejercicio, y su respuesta fue "no, no creo, no creo que eso sea concluyente". Con esta respuesta, Pelosi se convirtió en el oficial de más alto rango (segunda en la línea de sucesión de la presidencia) que sugiere que el presidente sí debe ser enjuiciado penalmente mientras ocupa su cargo. 

Pero los demócratas no solo vigilarán los movimientos del ejecutivo, que prácticamente pudo maniobrar a su antojo en el pasado, sino que piensan legislar sobre políticas que cuentan con un alto nivel de aprobación, que además son populares en distritos donde se impuso el presidente en su elección, pero que ganaron los demócratas en los sufragios de medio mandato. 

Esas políticas incluyen los precios de las medicinas, la protección a las condiciones preexistentes, control a las armas de fuego, infraestructura, reforma migratoria que incluya protección a los llamados "dreamers" y derecho al voto. 

También se espera que una vez comiencen a sesionar, los demócratas, dirigidos por Pelosi, envíen una propuesta de presupuesto que permita la reapertura del gobierno federal. Sobre ésta, el presidente del Senado, el republicano Mitch McConnell, ya avisó que ni siquiera la tendrán en cuenta para votación, hasta que no tenga la aprobación del presidente. 

Se viene una lucha de titanes en la política estadounidense.