Tecnología

Apple sufre con los chinos: venderá menos iPhone en el 2019

La compañía explicó por qué este año no prevén buenos resultados en ventas
jueves, 03 de enero de 2019 · 16:54

Buenos Aires (El Intransigente)-  La guerra comercial que lideran y enfrentan China y Estados Unidos tiene consecuencias globales, y nadie queda afuera, ni siquiera Apple que hoy rebajó sus expectativas de ventas para el primer trimestre de 2019 a una "desaceleración económica" más brusca de lo esperado.

La información dice que las acciones de Apple cayeron alrededor de 7,6% en las operaciones posteriores al cierre de la jornada. Así, la compañía recortó su guía de ingresos para el primer trimestre fiscal de 2019, que finalizó el 29 de diciembre, a u$s 84.000 millones, muy por debajo de las previsiones de los analistas, que promediaban u$s 91.000 millones, detalla Ambito.

¿Qué significa esto? La inusual advertencia de Apple sugiere que venderá menos Iphones y otros artículos debido en parte a las fricciones comerciales entre Washington y Pekín y a los mercados emergentes donde, claramente, es el mercado asiático el que mueve la balanza.

Apple desglosa sus ingresos en una "Gran China" que incluye tanto a la República Popular China como a Taiwán, aunque Cook dijo que otros factores también reducirán los ingresos de la compañía, incluida la fecha de lanzamiento de su iPhone el año pasado y un dólar fuerte. También citó "restricciones" de suministro para algunos productos, entre ellos su último Apple Watch y el iPad Pro.

La actualización sugirió una cifra decepcionante para las ventas de iPhone, el principal impulsor de los ingresos y ganancias del gigante tecnológico de California. "Si bien la Gran China y otros mercados emergentes representaron la gran mayoría de la disminución de los ingresos del iPhone, en algunos mercados desarrollados las actualizaciones del iPhone tampoco fueron tan fuertes como pensábamos que serían", indicó el comunicado.

En algunos mercados Apple puede obtener muy buenos resultados y la compañía prevé récords de ventas "en varios países desarrollados, incluyendo Estados Unidos, Canadá, Alemania, Italia, España, Holanda y Corea (del Sur). También en mercados emergentes con ingresos récord en Malasia, México, Polonia y Vietnam.

Pero, al parecer, no alcanza. Sin los asiáticos, no es suficiente.