Málaga

Se complicó el rescate del chico atrapado en un pozo

En la recta final de las excavaciones para dar con el niño caído, en la sierra de Totalán, Andalucía, aparecieron nuevos contratiempos
martes, 22 de enero de 2019 · 14:41

Salta (Redacción)- Surgieron nuevos contratiempos en el rescate de Julen, el niño español de dos años atrapado desde hace nueve días en un pozo en España. Si bien está previsto que este martes el auxilio encare su recta final, aparecieron nuevas complicaciones que retrasarán el desenlace de esta historia que mantiene en vilo al mundo.

Las autoridades esperaban llegar entre el martes y el miércoles al lugar donde teóricamente se encuentra el pequeño Julen Roselló, caído en un pozo en la sierra de Totalán, en Andalucía el pasado 13 de enero. Sin embargo, los tubos diseñados para asegurar el túnel por el que especialistas mineros deben cavar para llegar hasta el angosto pozo no encajan y las máquinas excavadoras deberán perforar nuevamente el terreno con un grosor mayor. Así informó el diario nacional El Intransigente

Así, la dificultad del rescate radica en la estrechez del pozo de más de cien metros de profundidad donde cayó el niño. Sus apenas 25 centímetros de diámetro impiden el paso de los equipos de rescate.

El sábado se empezó a perforar un túnel vertical paralelo que se alargó un día más de lo esperado como consecuencia de un tapón de piedras y tierra a 70 metros del orificio, que no les permitió pasar la sonda con una cámara para visualizar al niño.

En tanto, el lunes por la noche consiguieron llegar a la altura donde se cree que está el niño y este martes al mediodía estaba previsto que especialistas en rescate minero empezaran a cavar en horizontal, con pico y palo, los cuatro metros que separan el túnel del pozo. Sin embargo, antes debían asegurar el hoyo perforado y en ese punto surgieron nuevamente los contratiempos en este rescate que angustia a todo el mundo.

 "Han aparecido dificultades técnicas en el entubado del pozo tras superar los 40 metros de profundidad. Los tubos no sobrepasan esa cota", explicó una portavoz de la subdelegación del gobierno español en Málaga, provincia donde está Totalán.

De esta manera, comenzaron a realizar nuevas maniobras que tienen que ver con  rellenar el pozo con tierra fina y volver a perforar con un engrosamiento un poco mayor. Según lo relatado por el portavoz, una vez termine esta operación, se procederá nuevamente a la colocación de los tubos y luego empezará la labor de los mineros que esperan tardar 24 horas en llegar hasta el pozo.

Mientras tanto, el cuerpo de seguridad investiga desde hace días el accidente, interrogando a los padres, al propietario del terreno y al pocero que hizo la prospección. Asimismo, un juzgado instructor de Málaga abrió diligencias sobre el caso a raíz de los informes presentados por la Guardia Civil, señaló una portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.