ANIVERSARIO

Chapecó no olvida a sus campeones eternos

Murieron 71 de las 77 personas a bordo en una de las mayores catástrofes de la historia del deporte que encogió el corazón de medio mundo
miércoles, 29 de noviembre de 2017 · 22:57

CHAPECÓ (AFP-NA) - Hace justo un año, Chapecó trataba de asimilar lo que parecía imposible, que su equipo del alma, con el que volaba hacia la historia, ya no volvería. Aquel dolor agudo era este miércoles una sentida nostalgia en esta ciudad que se niega a olvidar a sus "eternos campeones".

Por ellos sacaron sus camisetas verdes del Chape para ir al trabajo y llenaron de nuevo la Catedral al caer la tarde, como en aquel caluroso 29 de noviembre de 2016, cuando en un día que parecía no acabar nunca se juntaron para compartir su pena infinita.

"La manera en que ocurrió hizo que la aceptación fuera difícil. Por eso estoy aquí, para lidiar también con mi luto, porque perdí a muchas personas que amaba. Todos estamos reconstuyéndonos", afirma la psicóloga de 33 años Juliana Salvi a las puertas del templo.

Hace justo 12 meses, mientras una violenta lluvia de madrugada inundaba esta próspera ciudad del sur de Brasil, los medios comenzaron a informar de lo increíble: el avión del Chapecoense se había estrellado en las montañas de Medellín, donde le esperaba el Atlético Nacional para disputar la final de la Copa Sudamericana.

Murieron 71 de las 77 personas a bordo en una de las mayores catástrofes de la historia del deporte que encogió el corazón de medio mundo y rompió el de Chapecó. El tiempo ha calmado el horror de la conmoción, pero no el recuerdo de aquellos días oscuros.

"Estoy viviendo el aniversario con bastante tristeza. Vuelves aquí y duele mucho pensar que nuestros chicos se marcharon para darnos una alegría y ya no están", cuenta Fátima Marconato mientras las lágrimas le resbalan por las mejillas.

Portando una camiseta con las fotos de sus héroes con la inscripción "eternos campeones", esta jubilada de 56 años regresó al Arena Condá para homenajear a este grupo guerrero, que con su garra e ilusión descarada metió por primera vez al Chapecoense en una final continental. .

Como ella, varios hinchas iban pasando por el estadio para contemplar en silencio un gramado presidido por un solitario ramo de flores blancas y sin ganas hoy de fútbol. Muchos aprovechaban para visitar el túnel de recuerdos que desde el miércoles habilitó el club para honrar a una generación que ya forma parte de su leyenda.

"Sea bienvenido a la casa de nuestros eternos campeones", se leía en un enorme póster justo antes de la salida.

Con este gesto, el Chapecoense participó de unos homenajes para los que abrió su casa, pero en los que ha preferido un segundo plano tras un año haciendo equilibrios entre el dolor, la nostalgia y la necesidad de salir adelante.

El Furacao decidió no realizar ningún acto por "respeto a quien quedó y respeto por los buenos recuerdos", tratando de no contrariar a los familiares que meses atrás denunciaron sentirse olvidados por ese mismo Chape que, según ellos, se apropiaba de su drama.

En plena reaproximación con las asociaciones de víctimas, la entidad optó por conmemorar el aniversario con hechos, y anunció este miércoles un proceso indemnizatorio contra BISA, la aseguradora de la aerolínea LaMia, y algunos órganos del gobierno boliviano por el accidente.