Liga Nacional

Salta Basket cayó al último puesto y se encamina a pelear por la permanencia: le queda 8 partidos

A Los Infernales les quedan sus últimas oportunidades para mejorar el promedio
sábado, 31 de marzo de 2018 · 21:56

SALTA (Redacción) – Lo de Salta Basket a estas alturas de la Liga Nacional es escandaloso, porque el equipo en la previa de la temporada tenía proyección como protagonista, pero actualmente está en el último puesto y se encamina a pelear por la permanencia. Tras la derrota en manos de Comunicaciones, los salteños quedaron últimos y para intentar revertir la historia, solamente le quedan 8 partidos por delante.

El balance de los últimos 5 partidos es pésimo, teniendo en cuenta que el equipo cosechó tres derrotas en la gira por Corrientes y Formosa, pero tampoco pudo remontar en los dos encuentros posteriores que jugó en Salta. Primero perdió con Regatas, luego cayó ante San Martín de Corrientes y en el cierre de esa gira, La Unión de Formosa le dio un golpe duro. El equipo luego perdió dos seguidos en Salta, con Gimnasia de Comodoro Rivadavia y Comunicaciones.

Estos resultados mandaron al equipo de Ricardo De Cecco al fondo del abismo, del que curiosamente venía escapando, al igual que escapándose de los puestos 19 y 20, quienes jugarán una serie por permanecer en la máxima categoría del básquet argentino. Esta vez, luego de la caída ante Comunicaciones en el Delmi, los salteños no pudieron huir del último puesto y se encaminan a jugar una serie para no perder la categoría.

Sin embargo, al equipo le quedan 8 partidos por delante en el torneo: los días 7 y 9 de abril, ante Hispano y Boca respectivamente de visitante; el 16 del mismo mes se enfrentará en el Delmi con Ferro, (posible rival de Salta Basket por no descender); nuevamente tendrá una gira de visitante los días 19, 21 y 26 de abril, con Comunicaciones, Estudiantes de Concordia y Atenas; mientras que cerrará de local contra Regatas y Quilmes, el 29 de abril y el 2 de mayo respectivamente.    

El problema de Salta Basket, además de los números, es que el equipo fue perdiendo fuerzas, comparando el Súper 20 con la temporada larga de la Liga Nacional, porque en el primero fue catalogado como la sensación del torneo y llegó a cuartos de final. Esta vez la realidad es diferente, porque el equipo no encuentra el rumbo en el torneo, donde mira a todos desde lo más profundo y se encamina a jugar la serie para no descender.