Federal A

“Es hora de que el pueblo antoniano despierte”, Juventud pide ayuda a sus hinchas otra vez

En el Santo continúa la campaña para recaudar dinero a través de la promoción de entradas e intentan llegar al sentimiento de los simpatizantes
lunes, 03 de septiembre de 2018 · 15:29

SALTA (Redacción) – La crisis en la Lerma y San Luis sigue latente y se nota con el paso de los días, sobre todo porque se acerca el debut en el Federal A ante Zapla. Sin embargo, las cuestiones monetarias en Juventud Antoniana son el tema principal y los dirigentes piden ayuda a sus hinchas para paliar la crisis. Con un video apuestan nuevamente al sentimiento de los fanáticos, para tratar de salir adelante. “Es hora de que el pueblo antoniano despierte”.

El presente de Juventud Antoniana continúa en la oscuridad, teniendo en cuenta que tienen un carrera contra el tiempo para levantar la inhibición que pesa desde Futbolistas Agremiados, donde el Santo debe saldar por lo menos la mitad de su deuda, ($1.200.000), durante los días previos al debut en el torneo. En la Lerma y San Luis, al mismo tiempo, continúa la preparación física con sus refuerzos, aunque la incertidumbre pasa por no saber si los podrán utilizar en el primer partido.

El debut del antoniano es el domingo 9 de septiembre ante Altos Hornos Zapla en Salta, aunque el estado de las finanzas del club ponen en duda la participación de 20 nuevos jugadores que incorporó la comisión directiva, a la que parece no importarle el momento económico de la institución. El tiempo corre y en el antoniano apelan a los hinchas diariamente, para poder recaudar dinero y paliar la grave situación por la que atraviesa.

Además, esa carrera contra el tiempo que tiene los dirigentes, quienes deben abonar por lo menos $600.000 a Futbolistas Agremiados, arriesga el trabajo de Gustavo Módica, el DT del antoniano, porque al no saber si podrá utilizar a sus jugadores, no puede confirmar al plantel que concentrará para el primer partido ante el Merengue. Sin embargo, aunque la semana es de definiciones, el optimismo por los pasillos de la Lerma y San Luis hace pensar que solucionarán todo sobre la hora.